Listin Diario Logo
17 de noviembre 2019, actualizado a las 12:01 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Norte viernes, 22 de febrero de 2019

Muestra

Detrás de la exposición "Nadando entre Corazones"

  • Detrás de la exposición "Nadando entre Corazones"
  • Detrás de la exposición "Nadando entre Corazones"
Juana Cabrera
Santiago

“Realizar esta exposición me ha tomado 48 años, más tres, porque esto es el reflejo de la experiencia de toda mi vida, de lo que he ido aprendiendo a lo largo de ella”, indicó con una sonrisa en sus labios el artista plástico Patricio Correa.

Durante el encuentro para dar apertura a esta muestra, motivada por las tantas propuestas recibidas por el artista de que hiciera una aquí, Correa explicó al equipo del Listín Diario parte de lo que involucró “Nadando entre Corazones”.

Hace ocho meses atrás se acercó al Centro de Convenciones y Cultura Dominicana Utesa para hablarles sobre la exhibición, y vaya sorpresa: “ellos conocían mi trabajo increíblemente y me dieron todas las facilidades para hacer esta exposición”.

Explica que escogió el nombre, puesto que ya venía realizando “Boca con Corazones”, y lo que hizo fue enfocarse en hacer la mayor cantidad de peces con boca de corazones, y de ahí que se refiere a “nadando en el centro de la ciudad de Santiago”, la Ciudad Corazón.

Reutilizar para mostrar identidad
Este dominicano, que se dedica tanto a realizar trabajo artesanal como artístico, es un recolector por gusto de objetos encontrados en cualquier punto y esquina de la ciudad. Si ve algo interesante para él, se para. Así llegó a recolectar la mayoría de los materiales que dieron lugar a esta muestra.

“Tengo una técnica para romper la puerta y sacarle los paneles, que es de lo que yo hago los peces, y los voy acumulando. En todo lo que veo, veo peces. Con la parte de una pala veo una cola; un pico lo vi como el espinazo del pez, y voy juntando elementos que nunca se pueden quizás encontrar en una sola pieza y nunca se pueden cazar, como un pico y una cola de palma; aunque si nos ponemos a pensar: el pico hace el hoyo para sembrar la palma.”, afirma.

Expone que su inspiración es muy ecléctica, así que no sabe lo que va a salir al final.

Materiales
Algunas de las maderas utilizadas en la exposición son recuperadas de casas de Jarabacoa que tienen hasta 100 años. Cuando empieza a lijarlas que nota sus hasta 6 manos de pintura, lo usa para resaltar este trabajo, hecho por el tiempo, y solo le pone, a veces, rayas, una talla, o solamente la cabeza, y le deja el color que le dieron 100 años de pintura.

Hace dos años conoció un relojero en La Vega, quien se había retirado. Estaba enfermo de cáncer y tenía en un tanque lleno todos los relojes que durante su vida él iba arreglando y desechando ahí. Después de mucho se los vendió. Hace dos meses falleció, y algunos de los relojes que sirven de ojos para ciertos peces, vienen de allí.

Asimismo, hay unas señoras que están en Mao, que figuran aquí. Hacen unas sogas de cáscara de plátano, que son las que él usa; ellas las tejen a mano y se las venden.

Son de una comunidad de cuatro a cinco personas que hacen eso. Esta soga, la trajo la primera vez de Indonesia, buscando y preguntando llegó a esa comunidad, la cual es muy pobre y está en Mao, donde ya solo se ven plátanos y montañas, según explica.

Invitación
Invita a las escuelas a la muestra. “Lo que yo quiero es que alguien se inspire y se vuelva artista con mi trabajo, que a alguien se le preñe la imaginación, y produzca”, finalizó el artista.

DATOS DE INTERÉS: Las obras de esta exposición pueden ser reservadas y se entregarían después del día 17 de marzo, que es el día final de la muestra. Los precios están en una lista en la tienda del centro. La idea es que el que quiere una pieza la separe con el 50% de su costo. Todas las piezas tiene la biografía y firma del artista.


Más en El Norte