Listin Diario Logo
16 de diciembre 2018, actualizado a las 01:05 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC30ºC
El Norte viernes, 30 de noviembre de 2018
0 Comentarios

Navidad con sabor a campo

  •  Navidad con sabor a campo
  •  Navidad con sabor a campo
Juana Cabrera
juana.cabrera@listindiario.com
Altamira, Puerto Plata

La música en ranchetas, casas recién pintadas, árboles podados, té en los patios, entre otros elementos, son algunos de los que caracterizan las navidades en muchos lugares rurales del Cibao, en especial localidades del municipio de Altamira, en la provincia de Puerto Plata.

 Desde el día 15 de noviembre iniciaron sus acostumbradas actividades navideñas, las cuales a pesar de ser menos intensas que años atrás, siguen guardando el mismo sabor a campo que las hace especiales.

El sonido de una tambora sin ser día especial forma parte de estas fechas en Los Rincones de Quebrada Honda, pues desde que se avecinó la época en algunos hogares, el té de jengibre ha tomado lugar en las noches, servido en compañía de un poco de música criolla producida por Cristino Pallero “Negro”, con el acordeón; y su hijo José Miguel Pallero “Joselito”, en la tambora.

 Al recorrer algunas partes de la zona de Palmar Grande, es notable que aprovechan estos tiempos para pintar sus casas y, con esto, embellecer el entorno. “Tienen que tener cuidado de no pintarse; la pintura aún está húmeda”,  es una frase que suele utilizarse para advertir sobre un posible accidente pintoresco.

En la localidad de Los Claveles, las galletas tipo pan y el té de jengibre hecho en el patio de algún vecino es lo más común; pues allí suele llover con frecuencia y la temperatura “llama algo calientito”, afirma María Lendof, quien, además, asegura que estos son días para estar en familia y hacer lo que en el resto del año es menos frecuente por el clima y los ánimos.

Llegar a la casa de Lendof es endulzarse el paladar; desde que llega la mitad del mes de noviembre compra comestibles dulces de colores por si llega visita brindarle algo navideño, esto incluye nueces, manzanas, galletas de coco y uvas rubias.

Sin ser diciembre, asar cerdo en los patios o solares vacíos es costumbre. “La emoción está en colocarse cerca del cerdo para sentir el olor y el caliente de las leñas; es algo que no cambio por nada. Aunque esta nueva generación le da menos valor a esas cosas, debe preservar, porque es parte de nuestra cultura, y con lo que crecimos”, manifiesta.

Lendof explicó que en su sector aún se realizan las mañanitas, pero que estás inician a partir de diciembre.  

En el caso de las juntas de vecinos, hacer intercambios de regalos y rifas de alimentos o electrodomésticos se incluye en las agenda, como forma de compartir y unir la comunidad. De estas actividades forma parte toda la familia.

Esta es una muestra de cómo se vive la navidad en Altamira, un municipio rural que todavía conserva parte de las tradiciones que para algunos son costumbres del pasado.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en El Norte

    Descubre