Los generales Viola y Torres Robiou y el caso 5G

Hay dos personas que a mí no me gustaría ser ahora mismo: Los dos son generales y los dos están metidos en tremendo lío…  

Uno es Juan Carlos Torres Robiou y el otro Julio Camilo de los Santos Viola. Tan buenos que son los Juanes y los Julios. Los dos están señalados por la Procuraduría como fichas importantes en un supuesto esquema de corrupción. 

Ese esquema de corrupción es como la segunda parte del caso de Adán Cáceres, el mayor general que era jefe de seguridad de Danilo Medina, y que según las autoridades dirigía un entramado militar y religioso que se benefició con largos millones de pesos desde el 2012.  

Torres Robiou fue director del Cestur entre 2014 y 2021, cuando gobernaban Danilo y Luis. Los fiscales dicen que ayudó a estructurar la trama que consistía, en primer término, en nombrar a militares para quitarles la mayor parte del salario que ganaban. 

Por ejemplo: la gloria nacional, medallista olímpico, Zacarías Bonnat, estaba nombrado con 30 mil pesos y tenía que entregar 27 mil a la red, según dicen los fiscales. 

Usted sabe lo que es eso… un pobre infeliz partiéndose el lomo levantando esas pesas. Lo enganchan a militar dizque para que esté un poco más cómodo y terminan engañándolo así. Si eso termina de confirmarse… hay que ser HDP para hacerle algo así a un atleta, con el trabajo que pasan los atletas en este país. 

Y luego usted oye a la gente quejarse porque no ganaron medallas… 

También se le acusa de compras ficticias de materiales gastables, limpieza y oficina, raciones alimenticias, canastas navideñas, combustibles, artículos de decoración… También dicen los fiscales que usaba fondos del Cestur para costear sus gastos personales. 

Nada, sigamos con los datos. Los señalamientos a Torres Robiou se ponen más graves cuando uno se entera que, supuestamente, tenían en planes montar la misma estructura en el Conani. Allí fue nombrada su esposa, Greybby María Cuello Coste. Y uno no se entiende cómo es que consiguen tantos decretos y buenas posiciones tan fácil… 

Y aquí volvemos a lo mismo. ¿Usted tiene idea de qué es el Conani? ¿De para qué sirve? Ese es el Consejo Nacional para Niñez y la Adolescencia, que debe hacer una de las labores más nobles y bonitas de este país. Si esta acusación termina comprobándose, querrá decir que hasta a los niños les querían robar.  

Y, Dios mío. Robarle a los niños… 

Vamos con el otro general. 

El señor Viola, que desde mayo pasado era el jefe de seguridad de Danilo, es otra de las supuestas cabezas de este entramado. 

Los fiscales dicen que la segunda gran pata del entramado era el dinero que debía ser dedicado a inteligencia.  

El Cusep, que es el cuerpo de seguridad presidencial, destinaba en un principio 8 millones de pesos mensuales para “conceptos de inteligencia”, que por cierto no queda del todo claro qué es inteligencia en el argot militar, ya que por su naturaleza suele ser un apartado de “seguridad nacional”, y la seguridad nacional no suele ser auditada. Bueno, digamos que si usted hace una petición por libre acceso a la información le dirán simplemente que no. 

En esa misma condición entra el muro con Haití. Sabrá Dios el dinero que nos costará y quiénes lo manejarán… 

El asunto es que esos 8 millones de pesos los cobraba el señor Viola, según dicen los fiscales. 

Y de paso, la investigación dice que en el 2020 aumentó su patrimo¬nio de manera exorbitan¬te, cuando “reali¬zó sus mayores compras de nuevos inmuebles”, por declarar 23 pro¬piedades inmobiliarias va¬loradas en 65.7 millones de pesos. 

Lo que los fiscales le señalan es que re¬cibía, a través de cheques, desde el año 2014, fondos millonarios que ayudaron a su supuesto enriquecimiento ilícito. 

Para julio del año 2017, el mayor general Adán Cáceres habría aumentado hasta RD$9.2 millones mensuales, más depósitos extraordinarios es¬porádicos. 

Por ejemplo, en el mes de diciembre del 2016 los fiscales dicen que se libraron varios che¬ques con un monto total de RD$61 millones. 

En total, desde el año 2014 hasta el 2020, De los San¬tos Viola recibió cheques por RD$737 millones por concepto de pago de gastos de inteligencia. De ahí es que dicen los fiscales que salió todo el dinero que ahora tiene y, según su teoría, no pude justificar. 

Y además le señalan que recibía transferencias bancarias constantes de parte de militares que eran parte del entramado. 

Todo esto entra en fase preliminar. Estamos apenas en la fase de coerción.  

Luego vendrá un proceso laaargo de investigación y conoceremos en detalle el juicio de fondo. En lo que eso pasa, nosotros estaremos aquí. Como siempre. Contando lo que vaya sucediendo.