Listin Diario Logo
27 de noviembre 2022, actualizado a las 07:28 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 11 de marzo de 2022

PRESENCIA DOMINICANA

Inclusión Exagerada

  • Inclusión Exagerada
TONY PIÑA

Las desaparecidas Ligas Negras que en la primera mitad del siglo XX agrupaban a los jugadores de béisbol que por el color de piel les estaba vedado jugar en las Grandes Ligas en los Estados Unidos, merecen un enorme respeto. La discriminación a que fueron sometidos los atletas afroamericanos, mestizos y negros hispanos, por el perverso fanatismo de entonces fue intolerable. Esos circuitos se encargaron de evidenciar el talento, las habilidades y la ética que tenían los atletas excluidos. Sin ellos no habría hoy evidencia de esto.

No creo que esas Grandes Ligas apartadas puedan clasificar sus torneos de antes de la rotura de la barrera racial como “el mejor béisbol del mundo”, cuando no todos los principales jugadores que existían en el planeta competían entre sí; faltaban los que no tenían la epidermis blanca. De hecho, superado el odioso obstáculo surgieron rápidamente jugadores de la talla de Roy Campanella, Willie Mays y Hank Aaron, entre otros, que colocaron sus logros en el tope histórico de la actividad.

Aun así; que se fusionen los resultados estadísticos de ambas actividades reconociendo tácitamente que tenían la misma altura en su nivel de juego, es absurdo. La realidad señala que esas Ligas Negras, aún con la indiscutible

eficacia de sus jugadores, no tenían la organización, ni las instalaciones ni la disciplina necesaria para equiparar el grado de los resultados. Que se incluyan esos logros en la historia oficial de las estadísticas del béisbol de manera independiente, es correcto y aplaudible, pero agregarlas a los totales individuales, reitero, es irracional. Distorsiona la historia.

En este caso, si la razón de esa decisión fue complacer los lineamientos del movimiento conocido como “Inclusión”, esta constituye una exageración fruto de un populismo risible.

El señalado movimiento tuvo un noble inicio, lamentablemente ha sufrido una enorme deformación y no solo en el deporte. Recientemente fue estrenada la serie de televisión Vikingos Valhalla, que cumpliendo con esa “Inclusión” coloca en el trono de la mitológica ciudad nórdica de Kattegart a una mujer de raza negra. Contaminaron con eso la pretendida veracidad histórica de la narración, restándole calidad a lo que pudo ser una excelente producción cinematográfica.


Más en El Deporte