La Masia rescata al Barcelona; el Sevilla es el candidato

El Barcelona, desde que Xavi llegó al banquillo para sustituir a Ronald Koeman, por fin mostró algo de brillantez y lucidez.

  • Barcelona vs Elche. / EFE

EFE
Madrid, España

Los "cachorros" del Barcelona, con Gavi a la cabeza, lanzaron a su equipo tras ganar 3-2 al Elche y evitar el enésimo susto desde que comenzó la "era Xavi Hernández", que toma aire en una Liga en la que el Sevilla ganó al Atlético 2-1 para convertirse en el único candidato que parece poder pelear el título al Real Madrid.

El Barcelona, desde que Xavi llegó al banquillo para sustituir a Ronald Koeman, por fin mostró algo de brillantez y lucidez en un encuentro. Salió a la palestra en la primera parte del choque ante el Elche, aunque después volvieron a aparecer las sombras y peligró la victoria.

Ésta se consolidó porque los jóvenes del Barcelona se echaron a su equipo a la espalda. Xavi alineó de inició a jugadores como Eric García, Ferrán Jutglá, Abdessamad Ezzalzouli y Gavi, nombres de la casa que apuntan a nueva generación exitosa de futuro. Después, en la segunda parte, apareció Nico González, que también fue clave en la victoria.

En la primera parte, al ritmo de la 'chavalería', el Barcelona jugó a gran nivel. Sobre todo Gavi, que merece una mención aparte. Luis Enrique tenía razón ante los escépticos. Gavi apunta a jugador "top", si es que no lo es ya. Suyo fue el 2-0, un golazo en toda regla, el primero que marca en el primer equipo tras una arrancada desde el centro del campo que culminó él solo ante Badía.

Antes, Jutglá abrió el marcador después de aprovechar un córner lanzado por Dembélé. También se estrenó en LaLiga en su primer partido como titular. Prácticamente era su debut, aunque la pasada jornada jugó ante Osasuna un testimonial minuto. No desperdició su oportunidad.

Después, el Barcelona se vino abajo. Otra vez salió a relucir una endeblez defensiva que provocó el empate del Elche. En un solo minuto, los tantos de Tete Morente y de Pere Milla metieron en un lío al conjunto blaugrana. Entonces, Gavi salió al rescate para firmar una jugada descomunal que terminó en el tanto de la victoria de Nico sobre la bocina. La Masia evitó otro sonrojo y el Barcelona ya se acerca a Europa.

En el Ramón Sánchez Pizjuán, el Sevilla y el Atlético de Madrid se disputaban erigirse como los candidatos a pelear la Liga al Real Madrid. El equipo de Diego Simeone, por debajo en la clasificación, tenía más urgencias. Y más después de encadenar dos derrotas frente al Mallorca y el mismo Real Madrid. Una tercera, podía suponer la estocada final.

El Sevilla tampoco podía fallar. A ocho puntos de distancia del líder antes de empezar el duelo, perder más puntos prácticamente despejaba el camino al equipo de Ancelotti para encarrilar la Liga frente al Cádiz. Al final, el Sevilla se llevó el gato al agua en el último instante con un tanto de Lucas Ocampos en el minuto 89.

Antes, el primero en golpear fue Ivan Rakitic, que abrió el marcador a los siete minutos con un auténtico cohete que perforó la portería de Jan Oblak. El equipo de Julen Lopetegui, mejor en la primera parte, se descuidó en un córner y Felipe empató antes del descanso.

En los segundos 45 minutos, el duelo se hizo más espeso, sin dominio claro para nadie, y Ocampos apareció en un córner para deshacer un empate con el que el Sevilla se convirtió en el único candidato para hacer frente al Real Madrid. Joao Felix, descuidado en las marcas en el tanto del cuadro hispalense, estuvo a punto de enmendar su error con un disparo al larguero en el tiempo añadido. Sin embargo, no era el día del Atlético.

Antes, en el Reale Arena, la Real Sociedad sufrió un nuevo tropiezo al perder 1-3 ante el Villarreal, que con una exhibición de Gerard Moreno se llevó los tres puntos y provocó al cuarta derrota consecutiva del cuadro donostiarra.

En total, los hombres dirigidos por Imanol Alguacil suman un sólo punto de los últimos quince posibles y esas cifras le han hecho caer hasta la sexta plaza. Ha pasado de ser candidato sorpresa al título a que peligre su presencia en Europa. De hecho, si el Barcelona gana su partido aplazado, se bajará de las plazas continentales.

Por contra, el Villarreal sumó su segunda victoria seguida y mostró síntomas de clara mejoría. Pero, sobre todo, recuperó a Gerard Moreno, su hombre franquicia a quien tanto necesitaban para romper el maleficio lejos de su estadio. Hasta este sábado, aún no había conseguido ganar a domicilio.

Sin embargo, no lo tuvo fácil. Tuvo que remontar el tanto inicial de Alexander Isak, que marcó con un buen disparo cruzado a los 32 minutos. Gerard Moreno contestó pronto, antes del descanso, gracias a un cabezazo inapelable a la salida de un córner. La tarjeta roja al inicio del segundo de Mikel Oyarzabal, terminó por sentenciar a la Real, que encajó el segundo con otro con otro cabezazo de Gerard Moreno.

Aunque Alexander Sorloth pudo empatar en el descuento, ya sobre la bocina Gerard Moreno cerró su gran tarde con una asistencia a Samu Chukwueze que dejó el marcador en un 1-3 con el que el Villarreal recuperó el pulso a domicilio.

Mucho mejor le van las cosas al Rayo Vallecano, sin duda el equipo revelación de la temporada. Después de ganar 2-0 al Alavés, despedirá 2021 en puestos europeos en una meritoria cuarta plaza por delante de equipos como el Atlético o el Barcelona.

El equipo de Andoni Iraola se ha hecho fuerte en Vallecas, donde ha ganado siete encuentros y sólo ha cedido dos puntos tras empatar frente al Celta. Acabará el año invicto en su casa y con 30 puntos en el casillero, una cifra con la que prácticamente tiene asegurada la permanencia.

Su última víctima, el Alavés, apenas opuso resistencia. Sometido desde el principio con un fútbol de precisión, sincronizado, dominante y con posesión, cayó con justicia para ponerse en serio peligro: una victoria del Cádiz o del Getafe este domingo, provocará la caída del cuadro vitoriano a puestos de descenso.

El dominio rayista se concretó en la primera parte, con el tanto de Sergi Guardiola a los dieciocho minutos tras aprovechar un pase de la muerte de Alvaro García y el de Alejandro Catena, de cabeza a la salida de un córner sacado por Trejo, que se convirtió en el máximo asistente (8) de LaLiga Santander después de superar a Karim Benzema. Después, en la segunda parte, el Alavés intentó sin éxito estirar sus líneas y el Rayo aguantó para corear un cántico que ya es un "hit" por Vallecas: "El año que viene, Rayo-Liverpool".