Listin Diario Logo
28 de mayo 2022, actualizado a las 07:46 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 10 de diciembre de 2021

COLUMNA CON LOS CAMPEONES

Tomás Troncoso

  • Tomás Troncoso
MARIO EMILIO GUERRERO

Compromisos con la cobertura de los recién concluidos Juegos Panamericanos Juveniles celebrados en Cali, Colombia, no me habían permitido expresar mi personal testimonio sobre la trayectoria y legado de ese gran hombre del deporte dominicano que fue Tomás Troncoso, fallecido a los 85 años el pasado 22 de noviembre. Tomás trascendió los linderos del simple comentarista deportivo para convertirse en un bastión del movimiento deportivo de nuestro país y ferviente defensor de sus mejores causas. Desde su legendario programa “Los Deportes en Marcha”, recuerdo su discurso a favor de la celebración en Santo Domingo de los XII Juegos Centroamericanos y del Caribe, y de muchas otras iniciativas y propuestas que consideraba beneficiosas para el deporte nacional. Las nuevas generaciones recuerdan a Troncoso como un sobresaliente y experto comentarista en las cadenas de radio y televisión de los Tigres del Licey, que además trabajó con los Leones del Escogido y en sus inicios, con las Águilas Cibaeña. Pero, Tomás también fue un pionero en las transmisiones de los juegos de las Grandes Ligas, y productor y/o conductor de históricos programas como “Grandes Ligas en Acción” y “El Mundo Deportivo Marlboro”, donde sentó cátedra con sus conocimientos de los principales eventos internacionales y sus protagonistas. En lo personal, conocí a Tomás a principios de los años 70 y a pesar de la diferencia de edad, siempre me trató con mucho respeto y consideración, llegando a contarme entre sus amigos. Fui un colaborador de su programa y me llamaba cuando requería de alguna información sobre tenis o los equipos con los que me tocó laborar en la pelota dominicana. Además, trabajé con Troncoso en numerosas transmisiones de tenis, baloncesto y béisbol. Fuimos compañeros en el Escogido y también compartimos escenario durante muchos años en el programa televisivo que producía Héctor J. Cruz, La Semana Deportiva, junto a otro ícono de la crónica deportiva, Bienvenido Rojas. En este último espacio me nutrí de su sapiencia y logré conocer aún más a este hombre, honesto y apasionado, que no transigía ante lo que consideraba correcto. El deporte dominicano está en deuda con Tomás Troncoso y la mejor forma de saldarla es continuar su lucha a favor de esta actividad. Concluyo expresando mi más sentido pésame a su esposa Anny, sus hijos Lissette, Jacqueline, Jovanka y Tommy, con quienes me unen estrechos lazos de amistad, y a sus demás familiares. ¡Hasta siempre, Tomás!    

 


Más en El Deporte