Listin Diario Logo
20 de junio 2021, actualizado a las 04:04 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte domingo, 09 de mayo de 2021

TRIBUNA ABIERTA

Albert Pujols, la dignidad hecha persona

  • Albert Pujols,  la dignidad  hecha persona

    Albert Pujols

SANTO DOMINGO
Luis Scheker Ortiz

Mucho se ha dicho y contra dicho sobre la reacción airada de Albert Pujols al saber, por boca de su  Manager,  que no fue este quien tomó  la decisión  que dejarlo fuera de  la alineación sino que fue Don Arturo Moreno, Presidente y dueño de Los Angelinos de California quien le había dado esa orden.

Nada más desolador y ofensivo para un hombre que se respete como Albert Pujols, doblemente indignado:  Primero, por la sumisión de su manager cuando  trata de excusarse refiriéndole la insólita petición de Don Arturo, sin agallas para  darle a conocer al Señor Presidente la responsabilidad y el derecho que le corresponde de  conformar y escoger la novena de sus jugadores  y suplentes de los peloteros bajo su mando para guiar al triunfo a su equipo, siendo ese  su mayor compromiso y obligación, no bajar la cabeza  dócilmente, temeroso de perder su cargo o  rebatir y defender su criterio.

Segundo, la grave la intromisión del  Presidente  de Los Angelinos  que de manera arbitraria impuso su deseo en un juego sin trascendencia, pudiendo sostener previamente una reunión amistosa afable con quien fuera su otrora jugador estelar y no faltarle  el debido respeto a Albert  Pujols  un jugador de leyenda en su paso  por la historia  como pocos en  Grandes Ligas  que puedan igualársele  siendo no solo  un seguro Hall of Fame de Cooperstown que le daría mayor gloria y prestigio a su franquicia, a la ciudad de Los Ángeles y a su fanaticada a California claro está a nuestro país nunca olvidado y sus seguidores por su soberbia actuación y conducta  no mereciendo  el maltrato recibido que no mella  su recia personalidad,  su  vida austera y decorosa, su justo  reconocimiento como hombre de bien  que destaca la labor de su  Fundación comprometida con instituciones benéficas de asistencia a los niños y los seres más desamparados.  

No es  lo que con tanta ligereza se dice: “El béisbol es un negocio”  para justificar lo injustificable en este caso.  Ciertamente, lo es para sus dueños  pero no para los amantes de este pasatiempo, la fanaticada que asiste al “stadium” y está al día de los detalles, resultados y actuaciones de sus peloteros. Tampoco es verdad que puede atribuirse la derrota o la victoria  de un equipo  un jugador del conjunto siendo múltiples y variadas las circunstancias que intervienes en ocasiones inesperadas, lo que definen la suerte de un partido o de un torneo de pelota, de ahí la permanencia de  emociones y sorpresas.

La razón o excusa para desconsiderar a Albert Pujols como se ha hecho, no puede  ser  justificada por su promedio de bateo o su defensa. Ciertamente no es el temible toletero de antaño. Pero todo jugador pasa por una mala racha, por un slump pasajero. Cuando llegue la hora de su retiro debe ser ponderado y convenido con  él en privado, no de esa manera deshonrosa.  Se trata de Albert Pujols una persona digna, honorable de conducta intachable que ha ganado y se merece el mayor respeto.