Listin Diario Logo
08 de diciembre 2021, actualizado a las 05:10 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 03 de abril de 2021

TENIS

Sinner-Hurkacz, la sorprendente final del Masters 1000 de Miami

  • Sinner-Hurkacz, la sorprendente final del Masters 1000 de Miami

    Jannik Sinner

AFP
MIAMI, Estados Unidos

El tenista italiano Jannik Sinner, de 19 años, y el polaco Hubert Hurkacz disputarán el domingo una inesperada final del Masters 1000 de Miami tras doblegar al español Roberto Bautista y al ruso Andrey Rublev en las semifinales del viernes.

Sinner, cabeza de serie número 21, o Hurkacz, número 26, serán los ganadores de un Masters 1000 de Miami más abierto que nunca en el que por primera vez desde 2004 no compitió ninguno de los tres gigantes del tenis masculino: Roger Federer, Rafa Nadal y Novak Djokovic.

En la primera semifinal Sinner doblegó a Bautista, séptimo sembrado, por 5-7, 6-4 y 6-4 en dos horas y 28 minutos.

El italiano se convirtió en el cuarto tenista menor de 20 años en alcanzar la final de Miami en los 36 años de historia de este torneo de pista dura.

Anteriormente solo lo habían logrado el estadounidense Andre Agassi, campeón de 1990; el español Nadal, subcampeón en 2005, y el serbio Djokovic, ganador en 2007.

"Se siente bien, obviamente, pero tengo 19 años. El camino para llegar a tener un gran nombre como esos es largo, no se hace en una semana", dijo Sinner ante las expectativas que está generando desde que llegó a los cuartos de final de Roland Garros el año pasado.

"Tiene un gran futuro por delante", le reconoció Bautista, número 12 de ATP. "Tiene un gran servicio, es alto, fuerte, golpes potentes y mentalmente es bueno y mejorando".

Bautista, que había eliminado en cuartos al gran favorito, el ruso Daniil Medvedev, dejó escapar un partido en el que estuvo un set por delante y gozó de otra ventaja de 3-1 en la manga decisiva.

"Se escapó vivo en el segundo y tercer set. El chaval tiene algo especial. Es un gran competidor y tiene muchas armas", describió Bautista, que aspiraba a alcanzar su segunda final de Masters 1000 tras la de 2016 en Shanghai, donde cayó ante el británico Andy Murray.

Defendiéndose desde el fondo de la pista, el español aprovechó los errores no forzados iniciales del impetuoso Sinner para llevarse el primer set en 51 minutos de juego.

En la segunda manga, Bautista desperdició cuatro pelotas de quiebre en el séptimo juego, que dieron oxígeno al italiano.

"Así es el tenis, a veces una pelota puede hacer una gran diferencia en un partido (...) Hoy no fue mi día".

Sinner se creció tras salir airoso de esa situación y rompió el servicio de Bautista para mandar el partido al set de desempate. 

"Traté de estar calmado. Así es como soy, a veces grito pero no rompo raquetas", afirmó Sinner.

El italiano se apoyó en su servicio para remontar rápidamente la desventaja 2-1 inicial de Bautista y sellar un triunfo que le abrirá las puertas del Top-25 de la ATP la próxima semana.

Rublev decepciona ante Hurkacz 

En su turno, Hurkacz doblegó en dos sets al ruso Rublev, el único representante del Top-10 de la ATP en semifinales, por 6-3 y 6-4 en solo una hora y 27 minutos de juego.

Rublev, número 8 de la ATP, había reconocido el jueves que podría sentir "una presión extra" por ser el mejor posicionado de los últimos cuatro jugadores en liza.

Hurkacz, que ya se deshizo en cuartos del griego Stefanis Tsitsipas, segundo sembrado, volvió a mostrarse implacable con su servicio, uno de los más temidos del circuito.

Aunque enfrente tenía a uno de los mejores tenistas en la devolución, Hurkacz sacó provecho de su saque y su potente subida a la red para avanzarse rápidamente 5-1 en la primera manga.

Rublev, a punto de estrellar su raqueta contra el suelo de la frustración, sufría el viento que corría en la pista y que hacía más peligroso el servicio de su rival.

El ruso consiguió frenar la sangría colocándose 5-3 y salvando tres pelotas de set, pero ya no pudo escalar más cuando pasó a servir el polaco.

"El saque me dio muchos puntos ante estos grandes jugadores", dijo Hurkacz, que el viernes logró 8 'aces'. "Si lo logras proteger puedes tener una pequeña ventaja".

El polaco quebró de nuevo en el arranque del segundo set y comandó la manga hasta un dramático noveno juego, en el que Rublev desperdició tres pelotas de ruptura.

Con 1,96m de altura, Hurkacz colocó un 'ace' y selló el triunfo con una última subida a la red.

A sus 24 años, el finalista de Miami tratará de sumar el domingo su tercer título de ATP tras los logrados en Winston-Salem en 2019 y en Delray Beach el pasado enero.

La final femenina del Abierto, segundo torneo WTA 1000 de la temporada, la disputarán el sábado la australiana Ashleigh Barty, número uno mundial, y la canadiense Bianca Andreescu, número nueve.