Agentes compartieron imágenes de Kobe Bryant, según demanda

  • Imagen de archivo, tomada el 4 de marzo de 2018, Vanessa Bryant  y Kobe Bryant a su llegada a la gala de los Oscars, en Los Ángeles. (Foto de Richard Shotwell/Invision/AP, archivo)

AP
LOS ÁNGELES

 Vanessa Bryant, la viuda de Kobe Bryant, hizo públicos el miércoles los nombres de cuatro policías del condado de Los Ángeles que, según alega, compartieron fotos explícitas del lugar del accidente de helicóptero en el que fallecieron su esposo, su hija Gianna y otras siete personas.

En una serie de publicaciones en Instagram, Bryant mostró partes de su demanda, que se modificó para incluir los nombres de los agentes Joey Cruz, Rafael Mejia, Michael Russell y Raul Versales. La demanda sostiene que Cruz compartió fotos del cuerpo de Kobe Bryant con un camarero y que los otros reenviaron ”fotos gratuitas de niños, padres y entrenadores muertos”.
Ninguno de los policías estuvo implicado directamente en la investigación del siniestro ni tenía ningún motivo legítimo para tomar o compartir las escabrosas imágenes, afirma la denuncia.
“Nos abstendremos de juzgar este caso en los medios y esperaremos al lugar adecuado”, tuiteó el jefe de la policía, Alex Villanueva. “Nuestros corazones están con todas las familias afectadas por esta tragedia”.
Kobe Bryant y sus acompañantes fallecieron el 26 de enero de 2020 cuando el helicóptero en el que viajaban se estrelló al oeste de Los Ángeles, en las colinas de Calabasas.
El diario Los Angeles Times reportó más tarde que una investigación interna del departamento halló que los policías compartieron las fotos de los restos mortales de las víctimas. Vanessa Bryant demandó al condado y al departamento de policía reclamando daños y perjuicios por negligencia e invasión de la privacidad.
Un juez rechazó la semana pasada el intento de mantener a los agentes en el anonimato, permitiendo a Bryant incorporar sus nombres y detalles de la investigación de asuntos internos a su demanda.
En la denuncia, Bryant alega que según esa pesquisa, un agente tomó entre 25 y 100 fotos con su celular personal que no tenían valor para la investigación. El documento sostiene que al menos otros ocho agentes hicieron lo mismo.