Listin Diario Logo
16 de abril 2021, actualizado a las 07:58 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte jueves, 04 de febrero de 2021

POR EL COVID-19

Alemania no permitirá entrar al Liverpool para partido ante Leipzig

  • Alemania no permitirá entrar al Liverpool para partido ante Leipzig

    El Liverpool no podrá entrar a Alemania por las medidas sanitarias impuestas por esa nación por el coronavirus.

AFP

El Liverpool no estará autorizado a entrar en territorio alemán para jugar su partido de octavos de final de la Liga de Campeones contra el RB Leipzig, previsto para el 16 de febrero, debido a las restricciones por la pandemia del covid-19, indicaron este jueves desde el Ministerio del Interior alemán.

La prohibición de entrada en territorio alemán desde Gran Bretaña no contempla "derogación especial para los deportistas profesionales", dijo a la AFP una portavoz del Ministerio, precisando que el partido de fútbol RB Leipzig-Liverpool "no justifica derogar" la norma en vigor.

Como consecuencia de ello, "el club del Leipzig ha sido advertido de que el evento previsto no entraría en las derogaciones existentes", añadió.

El miércoles, el club de la extinta RDA había indicado que había solicitado a las autoridades alemanas la concesión para el Liverpool de una derogación que le permitiera entrar en territorio alemán.

Desde la pasada semana, Alemania prohíbe a las compañías aéreas transportar hacia territorio de su país a personas procedentes de países afectados por las mutaciones del coronavirus, con la excepción de los ciudadanos alemanes o las personas con residencia en Alemania.

Esta reglamentación está en vigor oficialmente hasta al menos el 17 de febrero y afecta a Gran Bretaña, donde una variante del coronavirus, que se estima más contagiosa, está muy extendida.

El RB Leipzig esperaba ya una decisión así y, según las informaciones de SID (filial deportiva de la AFP), está preparando un 'plan B' para su eliminatoria de Champions.

La UEFA dio hasta el 8 de febrero al club alemán para encontrar una alternativa. Si no, el Leipzig se expone a que le den el partido por perdido por 3-0.

Los reglamentos de la confederación europea precisan que, en este tipo de situaciones, "el club que recibe (...) debe proponer un estadio de reemplazo adecuado. Ese estadio puede encontrarse en un país neutral (en el territorio de un país miembro de la UEFA), con la condición de que el partido pueda desarrollarse ahí sin ninguna restricción para ninguno de los dos clubes".

El problema de Salzburgo

Entre las soluciones ahora figuran la posibilidad de jugar el partido en terreno neutral fuera de Alemania o la inversión del orden de los partidos de la eliminatoria, pasando la ida a Inglaterra y la vuelta a Alemania.

El partido de vuelta está por ahora programado para el 10 de marzo en el estadio de Anfield, en Liverpool.

El Salzburgo, que pertenece como el RB Leipzig a la galaxia empresarial RedBull, podría ser una solución, pero el club austríaco está inmerso en la Europa League, donde debe jugar en casa el 18 de febrero ante el Villarreal español.

"La Europa League cuenta con patrocinadores diferentes a la Liga de Campeones. Así que el estadio debe estar preparado dos días antes y el terreno en perfectas condiciones", explicó el portavoz del Salzburgo a un diario alemán.

La incertidumbre planea ahora sobre otro duelo entre un club alemán y uno inglés, también en el programa de los octavos de final de la Liga de Campeones: Borussia Mönchengladbach-Manchester City, que debe disputarse el 24 de febrero en Alemania.

Es teóricamente después del límite de la norma en vigor actualmente, pero la evolución de la situación determinará si la restricción se prolonga o no.

El año pasado, la Liga de Campeones ya tuvo que replantearse por completo sus rondas de eliminación directa, debido a la pandemia del covid-19.Terminó optando por un torneo final a modo de 'Final 8', para jugar los cuartos de final, semifinales y final en un escenario único, Lisboa, en apenas unos días en agosto. El Bayern Múnich fue el campeón, superando en la final al París Saint-Germain.