Listin Diario Logo
27 de febrero 2021, actualizado a las 05:08 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 23 de enero de 2021

PRESENCIA DOMINICANA

Gran triunfo, gran serie

  • Gran triunfo, gran serie
Tony Piña Cámpora

 Culminó el torneo nacional de béisbol profesional con las Águilas Cibaeñas obtenien­do el título de campeones. A pesar del flagelo que fue la crisis sanitaria que amenazó provocar un fracaso, este pasará a la historia como uno de los más excitantes de siempre.

El certamen final presentó una calidad extraordinaria y a pesar de la ausencia del público, las emociones se desborda­ron dramáticamen­te. Los contendientes demostraron mucha gallardía, las actua­ciones que ejecuta­ron los protagonistas perduraran por largo tiempo en la memo­ria de la multitud que a través de la televi­sión siguió los deta­lles de cada desafío. Se jugó un buen béis­bol.

Los campeones tuvieron varios héroes, el más destacado, sin dudas, Juan Laga­res; no en vano fue reconocido como el Jugador Más Valioso. Aportó con el bate y su desempeño en el bosque central es­tuvo a la altura de su prestigio de Guan­te de Oro de liga mayor. Las diez carreras que remolcó representan apenas la quin­ta ocasión en 67 eventos que un jugador consigue dobles cifras en ese importante renglón.

Varios otros realizaron importantes contribuciones que permitieron alcanzar el objetivo, sin embargo vale señalar algo muy importante. Soy de los que cree que los juegos de béisbol lo ganan o lo pierden los jugadores en el terreno, los dirigentes asumen responsabilidades y toman las decisiones que entienden son las correc­tas, a quienes le toca ejecutar es a los at­letas. Juzgar esas decisiones después de los resultados es fácil, esa es la parte téc­nica de este deporte de por sí complica­do; donde el trabajo del dirigente se torna difícil es cuando debe asumir un liderazgo que insufle confianza en sus pupilos, ma­nejar las diferentes personalidades sacan­do lo mejor de su esencia.

En esa parte Félix Fermín ha demostra­do ser un maestro y es lo que lo ha lleva­do a la cúspide como manager. La demos­tración que ofreció en la pasada serie final en ese aspecto es intangible, no se puede medir, pero fue evidente. Se podrán criti­car sus decisiones y tipo de estrategia, pe­ro la influencia que ejerce en los equipos que conduce no tiene discusión; es su ma­yor virtud.