Listin Diario Logo
21 de septiembre 2021, actualizado a las 06:28 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 05 de diciembre de 2020

MUJERES DE GRANDES LIGAS

"No olvidar"

  • "No olvidar"
Carolina Cruz de Martínez
Santo Domingo

No hay nada nuevo debajo del sol, lo que es ya fue, y lo que será ya ha sido. Por eso, el mirar atrás se constituye un buen ejercicio para no olvidar y aprender a retener lo bueno y desechar lo malo. 

La República Dominicana ha tenido diversos tipos de atletas, hombres, mujeres, delgados fornidos, altos, bajitos, amateurs y profesionales. Atletas que han tenido buen manejo y son dignos de emular y otros que han tenido manejos desafortunados y no deben ser imitados. No por casualidad conocemos de sus historias pues la vida permite que sean de dominio público, no solamente porque es parte de la naturaleza de sus carreras, sino también para que las generaciones que le suceden observen y aprendan. 

Por lo general y por la edad los jóvenes no quieren aprender de los viejos y los más inexpertos entienden que no necesitan los consejos de los veteranos. Sin embargo esa es la dinámica que ayudará a no olvidar que quienes antes fueron ya transitaron, ya vivieron, muchos ya tuvieron fama y dinero, ya cometieron errores y saben lo que se siente tener sin sabores, muchos se dieron muchas mujeres y hombres, han sido traicionados por amigos y cercanos, han disfrutado la embriaguez del tener y la amargura del no retener lo que tuvieron; ellos a través de sus procesos pueden ayudar a no olvidar que nadie le corre por tercera a la vida y que ella te puede dar gabela pero al final te alcanzará. 

Los atletas jóvenes no deben olvidar que los que veteranos que hoy se ven envejecientes tambien fueron fornidos y aguerridos; que aquellos que ellos consideran desfasados e insignificantes tienen lecciones de vida que le pueden ahorrar muchas lagrimas y malas compañías; que es bueno sentarse a escuchar para aprender en cabeza ajena y no en la de uno personal; y que no necesariamente hay que aprender por consecuencia si se valora el no olvidar. 

“¿Hay algo de que se puede decir: He aquí esto es nuevo? Ya fue en los siglos que nos han precedido. No hay memoria de lo que precedió, ni tampoco de lo que sucederá habrá memoria en los que serán después.”
Eclesiastés 1:10-11