Listin Diario Logo
18 de enero 2021, actualizado a las 09:45 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 05 de diciembre de 2020

PRESENCIA DOMINICANA

Un eslabón perdido

  • Un eslabón perdido
Tony Piña Cámpora
tonypinacampora@gmail.com
Twitter:@pinacampora

 La última vez que Lidom dejó de montar el tradicional tor­neo de béisbol profesional fue el que debió corresponder a la temporada de 1965-66. La ra­zón: las condiciones socio-políticas impe­rantes heredadas del conflicto cívico-mili­tar que había concluido en septiembre de ese año.

Eso provocó que la Federación de Pe­loteros Profesionales decidiera organizar un certamen con los jugadores dispuestos a participar. Con ese fin se constituyeron tres equipos; dos con sede en Santo Do­mingo nombrados Rojos y Azules y uno en Santiago denominado Mameyes. Conclu­yó produciendo un campeón, el equipo de los Rojos que superó a los Mameyes en la Serie Final tres victorias a una y a pesar del éxodo de algunos estelares a circuitos vecinos, en ese torneo participaron mu­chos otros de alto nivel. Como los resul­tados de la actividad no fueron recogidos por Lidom, estos han caído en el olvido, pero no por eso dejaron de tener trascen­dencia.

Quizás lo más importante, sobre todo por la escasez del suceso en los anales de la actividad, fue el jue­go sin hits ni carreras que el zurdo Rolando Rivas alcanzó en San­tiago lanzando para los Mameyes frente a los Azules. Ocurrió el 13 de febrero de 1966 en horas de la tarde y los locales ganaron tres a cero. Fue un duelo de lanzadores, Milcíades Olivo resultó el derrotado y la disputa llegó al octavo episodio sin ano­taciones.

Hay también que destacar actuaciones como las de los hermanos Felipe y Ma­teo Alou con los Rojos. Este último enca­bezó en anotadas (20), empujadas (27), hits (40) y bases robadas (16) y Felipe en slugging con .537. Manuel Mota jugó con los Azules liderando en bases alcanzadas (59) y dobles (11) y Víctor Ramírez de los Mameyes obtuvo la corona de jonrones con cinco. En materia de pitcheo Chichí Olivo defendió la enseña santiaguera ga­nando el liderato de Promedio de Carre­ras Limpias con 1.40 y asimismo se desta­caron,

Rivas registrando diez victorias con una derrota y PCL de 2.05 en 83.1 entradas y Oli­vo que capitaneó en capítulos completados y ponches propinados con 88 y 74 respecti­vamente. Esos hechos indican que el esfuer­zo de la Federación cumplió su cometido.