¿El ídolo que le falta al boxeo dominicano?

ERICK ROSA, “EL MINI PACMAN”, DERROTÓ EN SU DEBUT AL MEXICANO OSCAR BERMÚDEZ SALAS Y MOSTRÓ CUALIDADES COMO CALIDAD Y CARISMA PARA CUBRIR LA MISMA.

YOEL ADAMES F.
Santo Domingo, RD

Solo dos boxeadores han compartido el mérito de ir tras una corona mundial ti­rando sus primeras trompa­das en el profesionalismo, ambos con resultados frus­trados; el sábado hubiese sido el tercer capítulo de la historia e incluso con un fi­nal exitoso.

Un jovenzuelo de 20 años y vestido de héroe desde su mente hasta el corazón dejó claro su mo­te “¡Mini PacMan!” y tam­bién la boca abierta a miles de fans que vieron su bau­tismo en el rin de paga a distancia de 10 asaltos an­te un rival extranjero y con dos coronas latinas en jue­go avaladas por la Asocia­ción y el Consejo Mundial de Boxeo (AMB-CMB).

Con marca de “0-0-0” el imberbe Erick Rosa, un chi­co común y corriente de las calles de Santo Domingo, con un alto nivel de respon­sabilidad y formación gra­cias al boxeo y a sus padres, se agigantó y en un pleito sin precedentes en el país, se impuso al mexi­cano Oscar Bermúdez Sa­las.

El contendor azteca le exi­gió el máximo a PacMan en el majestuoso hotel Catalo­nia, en el malecón de Santo Domingo, dejando pasmado al contado personal técnico bajo estricto protocolo contra el virus Covid-19; pero ha­cia afuera el encendido cho­que alborotó a miles hogares que observaron el show de la empresa ‘The King of Boxing Promotions’ mediante la pla­taforma de internet “Shuan Boxing TV”.

“Nuestras redes han creci­do, se han triplicado las visi­tas y ya tenemos cuatro ofer­tas internacionales para el PacMan… ha sido de gran impacto su victoria tanto aquí como en el extranjero”, reiteró Bélgica Peña, maneja­dora y promotora del púgil.

Doble rey latino
“Quería probarme de esta forma para que la gente se­pa que puede confiar en mí y de aquí, para el ranking del mundo a buscar algo que to­do saben”, dijo de forma pi­cara el joven que a pesar de su amplia sonrisa, lloró an­te la emoción de sus mane­jadores y asistentes cuando escucharon la decisión de los jueces a su favor de manera unánime, recibiendo dos cin­turones del peso paja (105 li­bras), que estaban vacantes.

“Él estaba buscando el no­caut porque quiso, fue arries­garse mucho ante un rival de esta calidad, pero todo que­dó demostrado, tenemos un gran peleador y un nuevo ídolo del ring local”, dijo la promotora Peña, presiden­ta de ‘Shuan Boxing Promo­tions’. De manos rápidas: ex­plosivos uppercuts y ganchos al hígado, el mini PacMan ha levantado cientos de incóg­nitas, especialmente ¿dispu­tará una corona del mundo con apenas una pelea, como lo hizo el ucraniano Vasiliy Lomachenco?.

Los únicos…
Rafael Lovera -nativo de Pa­raguay- con la mínima expe­riencia en el ring y el norte­americano Pete Rademacher, un flamante campeón olím­pico de los máximos pesos que antecedió a Muhammad Ali, tras ganar oro en los Jue­gos Olímpicos de 1956 en Melbourne, Australia; am­bos fueron humillados por los entonces campeones del mundo Floyd Patterson y Luis –Lumum­ba- Estaba, cuando trataron de coronarse en sus debuts profesionales.

“Yo quería ser el tercero, estaba seguro que lo lograría, pero los organismos ya no lo aceptan; a Lomachenko con dos oro olímpicos no lo deja­ron, tuvo que hacer lo mismo que hice yo ahora, una pelea a 10 y titular… Ahora queda en manos de mi manejadora si buscamos la faja de inme­diato o luego de dos o tres peleas, ella es quien sabe”, dijo Rosa al ser entrevistado luego del pleito.

¿Por qué Mini PacMan?
PacMan Rosa lamentó no te­ner presente en la pelea a sus padres, quienes viven sepa­rados; dedicó su triunfo a su sector de Villa Duarte y a sus seguidores maquiterianos.

“Me dicen Mini PacMan no por Manny Pacquiao, yo no simpatizo por él; mi ídolo es Nolberto Jiménez (Meneí­to); y todos me dicen así por el muñequito de los juegos electrónicos, en los videos de repente él empieza a comer­se a todo el mundo y nadie puede detenerlo… con hu­mildad y mucho esfuerzo en el gimnasio, ese es mi trabajo sobre el ring y los muchachos me dicen así y ya hasta en mi casa, ¿qué voy hacer? Ya, soy Mini PacMan”, acepta el pe­queño

SEPA MÁS
Origen del apodo

Respuesta
“No es por Manny Pacquiao, yo no simpa­tizo por él; mi ídolo es Nolberto Jiménez (Me­neíto); y todos me dicen así por el muñequito de los juegos electrónicos”.

Dedicatoria
Dedicó su triunfo a su sector de Villa Duarte y a sus seguidores maquite­rianos.

Ausencia
Lamentó no tener pre­sente en la pelea a sus padres, quienes viven separados.