Listin Diario Logo
04 de diciembre 2020, actualizado a las 12:02 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte domingo, 25 de octubre de 2020

La histórica y loca noche de Arozarena en la Serie Mundial

  • La histórica y loca noche de Arozarena en la Serie Mundial
AP
ARLINGTON, Texas

Horas después de reescribir los libros de historia de la Serie Mundial con otro jonrón, Randy Arozarena se tropezó para entrar en las crónicas de octubre que nunca se olvidan.

¿Acaso hay algo que este novato no pueda hacer?
La carrera de la victoria que la sensación cubana anotó en un frenético noveno inning será tema de conversación por muchos años, luego que los Rays de Tampa Bay vencieron 8-7 a los Dodgers de Los Ángeles la noche del sábado para igualar la Serie Mundial a dos victorias por bando.
“Randy no está acostumbrado a correr así. Lo normal es que trote” dijo el mánager de los Rays Kevin Cash.
Vale recordar que previo en el juego, el jardinero de 25 años eclipsó a Barry Bonds, entre otros, al adueñarse del récord de más jonrones en una sóla postemporada. También terminó la noche como el líder histórico de hits.
El cuadrangular solitario de Arozarena al abrir el cuarto episodio produjo la primera carrera de los Rays, y su noveno jonrón de la postemporada, con lo que dejó atrás el récord de ocho que compartían Bonds (2002, San Francisco), Carlos Beltrán (2005, Houston) y Nelson Cruz (2011, Texas).
Ninguno de ellos acabó como campeón de esas Series Mundiales. Pero Arozarena y los Rays están igualados con Dodgers y garantizaron llegar más lejos que en su única participación previa en el Clásico de Otoño, saldada en una derrota en cinco juegos ante Filadelfia en 2008.
“Significa mucho para mi pasar a la historia y alcanzar el récords, pero lo más importante fue que ganamos el partido y empatar la serie”, dijo Arozarena.
Su tercer hit de la noche, un sencillo para abrir el sexto, empezó a servir la bandeja para el jonrón de tres carreras de Brandon Lowe que inició un tira y afloja en los últimos cuatro innings.
La única vez que Arozarena no se embasó fue en el séptimo, con un doble que puso fin al inning.
Su turno más importante llegó en el noveno, cuando la bujía de Tampa Bay negoció una base por bolas tras siete lanzamientos del cerrador Kenley Jansen con dos outs. Con frialdad, Arozarena dejó pasar un pitcheo apenas afuera de la zona y dos strikes encima.
Lo que siguió fue la dramática secuencia que puso fin al juego tras el sencillo remolcador de Brett Phillips.
El jardinero central Chris Taylor fildeó mal la pelota hasta que finalmente pudo tirar hacia el plato, con Arozarena doblando por tercera. Parecía que iba a ser sacado outs fácilmente cuando se tropezó y cayó a mitad de camino, pero el receptor Will Smith no pudo atrapar el tiro de relevo del primera base Max Muncy, permitiendo que Arozarena se deslizara quieto.