Listin Diario Logo
05 de diciembre 2020, actualizado a las 01:23 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 17 de octubre de 2020

MUJERES DE GRANDES LIGAS

“Todos sanos”

  • “Todos sanos”
Carolina Cruz De Martínez

La salud física es uno de los aspectos de la vida que nos permite sentir plenitud, paz, seguridad y disfrute. Cuando no funcionamos bien, muchas cosas nos saben mal.

El atleta es altamente vulnerable en este sentido, pues los estándares de exigencia respecto a la salud son todavía más fuertes. El cuerpo es su herramienta de trabajo, su motor de arranque, su maquinaria de producción, el tener salud es imprescindible, es una necesidad, un requisito y para algunos hasta un lujo pues mucho no pueden mantenerla.

Ahora bien, para el atleta estar sano no puede hacerlo solo. Esto implica que el círculo y su entorno también lo estén. Todos somos parte de una comunidad y nuestra familia es la primera en la cual somos colocados. Sería egoísta por parte del deportista pensar que solo el importa, solo el debe estar bien, solo el debe alimentarse y estar bien suplementado, y solo el merece tener salud integral; no funciona así.

Dentro de la justicia establecida y de mucha sabiduría por parte de nuestro Creador, la condición y la intención del corazón es un pre requisito para estar saludable. El como decidamos vivir tiene mucho que ver en cómo estará el estado de nuestra salud, pues muchos quieren disfrutar de algo que Dios da pero violentando mucho de lo que el mismo dice y establece.

Para disfrutar de salud integral, todos debemos estar sanos y esa sanidad empieza internamente y se refleja en nuestro accionar. Muchas carreras con proyección extraordinaria se ven truncadas y de paso muchos sueños frustrados. Muchos atletas no descollan aún teniendo las herramientas y la habilidad porque simplemente no gozan de salud física, pero pocos han entendido que una cosa esta conectada a la otra. Un atleta desorganizado, lleno de soberbia, orgullo, indisciplina, no importa que tanto talento tenga, a la larga sus obras le cobrarán factura; un atleta que sea mal esposo, mal padre, mal hijo, no importa que tanta proyección tenga, las semillas que está sembrando le producirá una cosecha adversa.

La mejor fórmula de salud está encapsulada en estas palabras: “No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal; Porque será medicina a tu cuerpo, Y refrigerio para tus huesos.”

Proverbios 3:7-8