Listin Diario Logo
27 de octubre 2020, actualizado a las 12:28 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte martes, 29 de septiembre de 2020

PRIMEROUND

De un inicio espectacular a un final dramático

  • De un inicio espectacular a un final dramático
Yoel Adames
yoeladamesF.

Cuando Bernard Hopkins noqueó a Oscar de la Hoya y a Tito Trinidad fue como si se apagara la única bombilla latinoamericana en esos momentos.

De forma particular eso fue lo que ocurrió en las primeras horas del domingo, nuestra ‘Banana’ fue bastante agria al inicio del combate, tanto que, a mí me hace sentir muy orgulloso de su valentía.

Él había pronosticado que iba para una guerra y era cierto, lo que falló fue su seguridad de venir triunfante; escribí “seguridad”, ahí estuvo el primer error de la debacle de Jeison Rosario, “La Banana” en Connecticut, quien luego de una extraña caída en el primer asalto, que pareció un resbalón, se quitó la correa y empezó a darle una pela de ‘pantalón quitao’ a su oponente campeón del Consejo Mundial de Boxeo, el gringo gemelo Jermell Charlo. Creo que nunca jamás, en boxeo de paga, el pueblo dominicano había disfrutado el dominio de uno de los nuestros como lo tuvo Banana del round 1 al 4.

Charlo parecía una cucaracha dentro de un gallinero, corría despavoridamente (¡como el diablo a la cruz!) y se agarraba, se amarraba con desesperación a los brazos del dominicano. 

El doble campeón mundial dominicano golpeó con preferencia y efectividad, sus manos fueron sentidas por Jermell, pero de repente el árbitro Harvey Dock empezó a molestar a Rosario para que no golpeara tan bajo, según él, la esquina le gritó: “cuídate de ese réferi que está loco por quitarte un punto”, jajajajajaa.

Banana dejó de golpear abajo y Charlo se recuperó, pero tampoco en ese periodo Jeison tuvo el famoso ‘instinto asesino’ para terminar las acciones, de arriesgarse a buscar el nocaut. Lo dejó a que saliera solo, pero no pasó.

LA ESQUINA: Cuando se pierde hay que buscar un culpable, dice mucha gente, pero no importa lo que digan, hay que mencionar el mal trabajo que hicieron los señores que trabajaron en la esquina del dominicano, en esos momentos de “gloria” no lo orientaron; era como prohibido noquear en la primera mitad. Bueno, quizás para ellos porque Charlo le tomó la medida al dominicano y vio lo mal parado que estaba, estático, con los pies planos, un blanco seguro; ¡le dio tiempo a pensar, a reorganizar su plan!, y en un movimiento lateral lo conectó al cuerpo con fortaleza y luego selló el ataque en el sexto con una combinación demoledora a la cabeza, que dejó fuera de combate a Banana, pero este es tan valiente, que inconsciente o no, se levantó a pelear. Y lo salvó la campana para seguir deambulando y sufriendo.

PERDIDO: El final del sexto fue un maleficio, el camino a su esquina se le convirtió un laberinto del cual jamás saldría: con sus piernas pastosas, ojos vidriosos, pero un corazón tallado en roca, bajo un esfuerzo infrahumano llegó a medio metro de su esquina y entonces fue cuando sus asistentes se enteraron… solo faltó que todos lo besaran a su miserable llegada y se marcharan a su casa para no ver el final.

Entiendo que con un jab al estómago nadie puede convulsionar, pero eso fue lo que ocurrió en los primeros 7 segundos del octavo asalto; sin embargo,  el cúmulo de golpes recibido en el 5, 6 y 7 episodios, tampoco esa esquina pudo trabajar profesional para que botara esos golpes, ya Banana estaba batido ‘K’, incluso se durmió en la butaca y no se dieron cuenta. ¿Qué le parece?.