Listin Diario Logo
30 de octubre 2020, actualizado a las 01:11 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 25 de septiembre de 2020

Reportaje - Béisbol

Colombia se deja sentir en el béisbol de Grandes Ligas

  • Colombia se deja sentir en el béisbol de Grandes Ligas

    José Quintana, de los Cachorros de Chicago, se ha establecido como uno de los mejores lanzadores zurdos de la Nacional.

Fausto Jiménez
Especial para Listin Diario
Santo Domingo, RD

Cuando Luis Castro abrió las puertas de los latinos, en 1902, se erigía un “mentiroso” protagonista en el mejor béisbol del planeta, hecho que iniciaba un ostracismo intermitente de la pionera Colombia, pero con una intervención extranjera que por igual sería el motor para encumbrar definitiva y categóricamente a aquella nación en el deporte de Abner Doubleday.

Con la llegada de Orlando Ramírez, en 1974, volvió un cafetalero a pisar las Grandes Ligas, pero sobrevino otra gran sequía colombiana, antes que arribara en 1983 Joaquín Gutiérrez.

En los 90´s, irrumpieron con mayor impacto Edgar Rentería (1996) y Orlando Cabrera (1997).

Fichajes
Entre la última década de siglo pasado y primera del 2000, las firmas anuales de prospectos cafetaleros apenas se contaban con los dedos de una mano.

No obstante, llegó un osado hombre cuya pasión había sido el fútbol, en el cual no pudo conseguir lo que sí le dio el béisbol: desarrollar a talentosos adolescentes.

Hugo Catrain y el experimentado Enrique Soto, junto a otros forjadores, rompieron la barrera que implica la siempre celosa guerrilla, iniciando una tarea poco más que atrevida en zonas donde a nadie se le ocurría penetrar, so pena de morir en el acto. El grupo dominicano negoció (pago de peaje) con la insurgencia colombiana para explotar unas minas que sólo a quienes parecían tener ojos de águila les podían resultar tan promisorias.

Así inició la gran zafra que hoy parece incluso amenazar la producción del contiguo Venezuela y a mucho más largo plazo la hegemonía que tiene República Dominicana, como el rey mundial fuera de Estados Unidos.

“Cuando nosotros incursionamos en la formación de prospectos, en Colombia no firmaban más que un puñado de jugadores”, apuntala el presidente del club Delfines del Este, de la Liga Dominicana de Fútbol –LDF-, quien ostenta la patenta sobre unos cuantos que han debutado en el béisbol mayor, o irrumpieron las puertas con fortaleza a los que venían detrás.

Y los bonos también ya imponen su sello, una señal de que la nación sudamericana produce frutos de alto precio: al menos cuatro prospectos han estampado por siete cifras, siendo la de 1.1 millones a Branlyn Jaraba el más alto para una firma en territorio colombiano. Los demás paisanos millonarios han sido Óscar Mercado, con $1.500.000; Jorge Alfaro (1.3 MM) y Harold Ramírez, quien pactó por 1.050.000.

Explosión de talento… y lo que aguarda
¡Y vaya que Catrain tiene peso en sus palabras! Este año, Colombia había colocado en nóminas de los equipos grandes a 16 hombres en el “Opening Day”, convirtiéndose súbitamente en la quinta potencia extranjera exportadora a las Grandes Ligas, detrás de República Dominicana, Venezuela, Cuba y Puerto Rico.

Quedaron atrás los tiempos en que países como México y Canadá superaban a la cuna del Nobel Gabriel García Márquez, la cadenciosa Shakira, el astro futbolero Carlos –El Pibe- Valderrama y del vallenato Carlos Vives.

Ya Colombia no sólo vive con el recuerdo del histórico trofeo de Jugador Más Valioso que ganara Rentería en la Serie Mundial de 1997 (Marlins de Florida), sino que otros como Giovanni Urshela, Harold Ramírez, José Quintana y Julio Teherán ponen en lo más alto una bandera que debe mucho a los arrojados dominicanos que se la jugaron como guerreros itinerantes.

Y van tan lejos, que el Clásico Mundial de Béisbol (2017) alertó sobre la explosión de quienes antes fueron más reconocidos por un ignominioso Pablo Escobar, arrodillando a las potencias mundiales República Dominicana y Estados Unidos, en una primera ronda en que Colombia se comportaba como la mayor revelación histórica de este deporte.

“Colombia no tenía cultura de béisbol cuando llegamos allí, pero hoy es una nación que comienza a hacerse sentir”, con 88 jugadores activos en las ligas menores de Estados Unidos, según estadística ofrecida por Grandes Ligas a Listín Diario.

“Nosotros le cambiamos la cara al béisbol colombiano. Hay que hablar del antes y después”, subraya Catrain.

Esa historia cafetalera se hizo patética en el 2019, cuando once jugadores estuvieron en nómina de Grandes Ligas, evidenciando un futuro de tanto estruendo, que podría en los próximos años pasar a ser la tercera potencia exportadora de beisbolistas.

SEPA MÁS

Una nación con tradición

Potencia.
El deporte en Colombia es una actividad de gran atención para personas de todas las edades. Ello ha permitido que este país suramericano se destaque en certámenes regionales e internacionales con deportistas de talla mundial, al punto de ser considerada la tercera potencia deportiva en Latinoamérica detrás de Cuba y Brasil, así como la quinta a nivel panamericano detrás de Estados Unidos, Canadá, Cuba y Brasil respectivamente

Deporte rey.
Aunque los más importantes logros han llegado en deportes individuales, es el fútbol el que colma la atención de los medios de comunicación y del público en general, relegando a un plano mucho menor a las demás disciplinas.

Variedad.
En la segunda mitad del siglo XX, deportes como el ciclismo, el patinaje, el bicicross, el motocross, los deportes extremos sobre ruedas y otros son muy comunes en departamentos como Antioquia, Cundinamarca y Valle del Cauca.