Listin Diario Logo
24 de octubre 2020, actualizado a las 12:04 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte miércoles, 16 de septiembre de 2020

Tiger Woods enfrenta un campo muy difícil

El afamado jugador buscará ajustar cuentas pendientes con el Winged Foot al afrontar esta semana el torneo Abierto de Estados Unidos.

  • Tiger Woods enfrenta un campo muy difícil

    Tiger Woods intentará alcanzar su trofeo número 16 en Grand Slam.

AP
Nueva York

 La estrella del golf Tiger Woods afronta el Abierto de Estados Unidos de esta semana con cuentas pen­dientes que ajustar con el campo de Winged Foot, que considera uno de los tres más difíciles del mun­do.

Durante su década de dominio entre la prime­ra victoria en un torneo de Grand Slam en 1997 y su 14º ‘Major’ en el Abierto de Estados Unidos de 2008, Tiger Woods compitió en 46 torneos grandes conse­cutivos.

Dentro de esa racha de 46 eventos, el ex número uno del mundo solo falló el corte en una ocasión, en el Abierto de Estados Unidos de 2006 celebrado en Win­ged Foot (Mamaroneck, Nueva York).

Campo difícil
Para Woods, que levan­tó su 15º torneo ‘Major’ en el Masters del año pasa­do, únicamente los cam­pos de Oakmont (Penns­ylvania, Estados Unidos) y Carnoustie Links (Escocia) pueden compararse en di­ficultad al de Winged Foot.

“Este campo de golf va a ser uno de los más difíci­les”, dijo el estadouniden­se este martes. “Los punta­jes ganadores aquí nunca han sido tradicionalmente muy bajos. No veo que eso cambie esta semana”.

Tiger, sin embargo, se ve mejor preparado ahora pa­ra competir que en la edi­ción de 2006, que tuvo lu­gar poco más de un mes después de la muerte de su padre.

“Cuando no gané el Mas­ters aquel año, fue muy di­fícil de aceptar porque fue el último torneo en el que mi padre me vio jugar”, re­cordó. “Falleció no mucho tiempo después y, franca­mente, no practiqué para este evento y por tanto fallé el corte muy fácilmente”.

Aunque protagonizó una de las grandes historias de­portivas de 2019 con su re­greso al triunfo en el Mas­ters de Augusta, Woods reconoce que pelear por los torneos de Grand Slam se hace cada vez más difícil con el paso del tiempo.

“Se hace más compli­cado ganar a medida que envejecemos”, señaló. “Cuando estás en tu me­jor momento, en tu punto máximo, tienes que apro­vecharlo para poder tener después una oportunidad de llegar a las mejores mar­cas de todos los tiempos”.

Un nuevo intento
Sin fanáticos. A partir del jueves Woods hará un nuevo intento por sumar su decimosexto trofeo de Grand Slam y acercarse al récord de 18 de Jack Nicklaus, pero tendrá que hacerlo sin el apoyo de sus aficionados, que no podrán acceder al campo.