CICLISMO

Últimos resultados de la prueba COVID-19 de MLB arroja un positivo

  • El colombiano Daniel Felipe Martínez festeja tras cruzar la meta en primer lugar en la 13ra etapa del Tour de Francia, un recorrido de 191 kilómetros de Chatel-Guyon a Puy Mary, el viernes.

PUY MARY, Francia
AP

El colombiano Daniel Martínez conquistó una intensa 13ra etapa del Tour de Francia este viernes, dominando las empinadas pendientes de los restos de un enorme volcán.

El alemán Lennard Kämna fue el segundo en cubrir la cumbre del Puy Mary.

Martínez, que se alzó con el Critérium du Dauphiné en agosto —carrera que sirvió de preparación para el Tour, derrotó a Kämna en un sprint en la cima.

La lucha de lento desarrollo por el maillot amarillo estalló en serio en las cuestas del volcán apagado, con el líder del Tour, el esloveno Primoz Roglic, aprovechando las demandantes pendientes para ampliar su ventaja al frente de las posiciones.

Mirando el ascenso final que lo esperaba, Roglic se dijo “Esto va a doler”.

Sin embargo, resultó más doloroso para sus rivales.

“Todos nos hallábamos al límite”, sostuvo.

El tramo de 191 kilómetros (119 millas) a través de cumbres y montañas del rango del Macizo Central fue uno de los más difícil de este Tour, con el mayor ascenso total registrado en una sola etapa —sumando 4.400 extenuantes metros cuesta arriba.

Uno de los grandes perdedores de la jornada fue Egan Bernal, el campeón del año pasado, al no poder mantener el ritmo impuesto por Roglic en el arduo ascenso del Puy Mary. El colombiano de 23 años cayó del segundo al tercer puesto general.

Bernal se fue 59 segundos atrás de Roglic, quien conquistó la Vuelta de España el año pasado y quien cada vez más luce como el favorito para llevarse el título en París dentro de ocho días.

El esloveno Tadej Pogacar, el único rival capaz de mantenerse de cerca a Roglic en el último ascenso, se apoderó del segundo lugar de la tabla general, detrás de su compatriota por 44 segundos.

En su primera participación en el Tour, Pogacar cumplirá 22 años un día después de que la carrera haya terminado. El joven podría incluso estar vistiendo el maillot amarillo de no haber sufrido un revés en las primeras fases del Tour.

En la séptima etapa, salió de entre los 10 mejores al perder tiempo valioso al pedalear con el viento de costado. Pero se ha recuperado resueltamente, al conquistar a base de talento la etapa nueve y ahora creando la posibilidad de una batalla exclusivamente eslovena por los primeros lugares del podio en París en caso de que los rivales no puedan contrarrestar su impulso.