Listin Diario Logo
19 de septiembre 2020, actualizado a las 11:43 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 15 de agosto de 2020

PRESENCIA DOMINICANA

Torpederos campeones

  • Torpederos campeones
Tony Piña Cámpora
Twitter:@pinacampora
tonypinacampora@gmail.com

Al terminar julio de 2011, los Cardenales, necesitados con urgencia de un torpedero, ad­quirieron a Rafael Furcal de los Dodgers y con él en la posición lograron reestructurar su cuadro interior me­jorando de tal manera que se coronaron cam­peones mundiales.

Algo similar ocurrió al inicio de la Serie de Campeonato de 1995 de la liga Nacional. Los Bravos perdie­ron los servicios de su campo corto Jeff Blau­ser, sustituyén­dolo con Rafael Bellliard. Con este defendien­do la vital posi­ción conquista­ron la corona mundial. Belliard no conectó de hit en 18 apariciones al plato en la Serie Mundial, pero su trabajo defensivo fue tan positivo que clasificarlo como fundamental para lograr el triunfo fue opinión unánime.

Se acepta generalmente que para componer un equipo con aspiraciones de campeón es necesario tener un torpedero con habilidad física para el resguardo y capacidad para lide­rar un cuadro interior coherente.

En los casos señalados se activó un acopla­miento de emergencia con un dominicano que permitió a esos conjuntos superar la evi­dente deficiencia; pero en otras cuatro oca­siones uno de ellos ha sido el defensor de las paradas cortas de un equipo que conquista el cetro de campeón mundial durante todo el extenso trayecto que rige una campaña de Grandes Ligas.

La primera vez ocurrió en 1986 con Rafael Santana resguardando la posición seis de los Mets, torneo que culminó cuando gana­ron una Serie Mundial extendida al máximo. Dos años después, en 1988, Alfredo Griffin adquirido como agente libre por los Dodgers, apuntaló como campo corto un ineficiente cuadro interior con la suficiente certeza que

rebotaron de una marca de 73-89 al título de campeón mundial. Su trabajo defensivo fue tan esencial que mantuvo la posición a pesar de un promedio de bateo de .199.

Finalmente, los Azulejos de Toronto son el úl­timo equipo en obtener la corona en dos años en forma consecutiva y lo hicieron en cada ocasión con un dominicano en las paradas cortas. En 1992 el dueño de la zona fue Man­ny Lee, al año siguiente, cuando este optó por la agencia libre lo sustituyó un Tony Fernán­dez que retornaba esplendorosamente a sus orígenes.