Listin Diario Logo
21 de septiembre 2020, actualizado a las 01:43 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 07 de agosto de 2020

A TIRO DE HIT

Tórrido inicio de Aaron Judge

  • Tórrido inicio de Aaron Judge
Kevin Cabral
kevcabral@hotmail.com | Twitter: @kevcabral

 Uno de los puntos positivos de la accidentada temporada 2020 de MLB ha sido la actuación de Aaron Judge, finalmente saludable luego de perder 110 partidos entre 2018 y 2019. El jardinero de los Yankees ha tenido un tórrido inicio, co­nectando siete cuadrangulares en sus prime­ros 11 partidos, exhibiendo un OPS por enci­ma de 1.200.

Además de estar libre de lesiones, Judge ha mostrado un ajuste en su “approach” en el home plate que nos permite explicar el mejor inicio de su carrera.

En sus primeros años, el toletero se convir­tió en el bateador derecho que con más fre­cuencia conectaba cuadrangulares hacia el prado derecho. Cuando los lanzamientos le permiten extender los brazos, aprovecha a la perfección las cortas dimensiones por el right field del Yankee Stadium.

En 2017, cuando estableció marca de jonro­nes para un novato con 52, el 58% de sus jon­rones fueron del centro hacia la banda con­traria. En 2018, ese número se incrementó a un 63% y el año pasado a un 78%.

Judge demostró consistentemente la habili­dad para batear los lanzamientos donde es­taban localizados, sin tratar de “halar” todo lo que le servían. Pero era obvio que podía ser aún más letal si comenzaba a utilizar más el la­do izquierdo del terreno cuando le sirvieran lanzamientos del centro hacia la esquina inter­na del plato.

Y lo que estamos viendo en 2020 es que el “pull power” del gigante de 6’7” está mejor que nunca. El hombre está castigando esos lanzamientos por el centro o ceñidos con im­presionante frecuencia. Sus cuadrangulares han sido conectados hacia el left field, con ex­cepción de uno. Además, se le ve tomando menos pitcheos y aprovechando el más míni­mo error de los oponentes.

La velocidad de salida promedio de Judge en la actual temporada es 96 mph, líder de la Li­ga Americana y tercera mejor del béisbol (el líder es Fernando Tatis, Jr.). En esta estadísti­ca, ha estado entre los primeros del negocio desde que se estableció en las Grandes Ligas. Si conserva la disciplina para batear lanza­mientos en su zona, la tarea para los lanzado­res contrarios es muy difícil.

Además de conservar su salud, será clave para Judge mantenerse fiel a su filosofía de batear los pitcheos dependiendo de la zona donde están ubicados y no ponerse “pull ha­ppy”, un bateador que trate de halar todo lo que le lanzan.

En la medida de que no caiga en esa trampa, será un arma letal para los Yankees y uno de los jugadores más atractivos del negocio.