Listin Diario Logo
03 de agosto 2020, actualizado a las 07:48 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 03 de julio de 2020

MUJERES DE GRANDES LIGAS

“MIRANDO ATRÁS ”

  • “MIRANDO ATRÁS ”
Carolina Cruz de Martínez
carolinacruzdemartinez@yahoo.com

Los referentes siempre son buenos si sabemos como usarlos para aprender de ellos. La historia siempre presentará referentes para que sepamos que otros seres humanos han pasado situaciones similares, adversidades mayores, desafíos más grandes y diferentes. El mirar atrás y aprender no nos cuesta nada y vale mucho.

Nosotros acabamos de vivir una historia como humanidad, que aún no concluye, está en desarrollo, pero ya fuimos un referente. A mediados de Febrero del 2020 fuimos sorprendidos con una situación de índole global que detuvo el motor mundial de la interacción social, la economía e interrumpió la dinámica de vida. Todos nos detuvimos de golpe atemorizados, con pesar, desconcertados, tristes y atolondrados. Los deportistas fueron aislados como todo el mundo y se cerró uno de los entretenimientos mayores: la actividad deportiva en todas sus dimensiones: profesional, pequeñas ligas, individual, grupal, etc.

Tras cuatros meses de inactividad todo empieza paulatinamente a tomar su curso en una apertura temerosa, incierta, progresiva y con muchas preguntas. Hoy mientras muchos atletas se trasladan a sus ciudades de entrenamiento nuevamente, a reencontrarse con aquello que era probablemente común y sin importancia, para muchos será como nunca haber tenido el entendimiento de valorar lo común y sencillo: el olor a grama mojada del play, la camaradería de sus compañeros de equipo, el ‘meal money’ o dinero de dieta que para muchos ya establecidos es como menudo de guagua, el lujo de estar saludable, el privilegio de contar con un trabajo y un salario...y así, muchos elementos que eran menospreciados o ignorados hoy toman un nuevo valor.

Es bueno que los deportistas y sus familias no dejen de mirar atrás aunque sigan hacia avanzando día a día. Los seres humanos somos costumbristas y para nosotros es cuestión de tiempo el adaptarnos nuevamente a lo que éramos. Cuando esta pausa caótica inició muchos reconocieron que cosas por las que se mataron en realidad no eran de valor; que un solo ‘jamaquion’ de la vida basta para hacernos reaccionar como señoritas atemorizadas, y que el ÚNICO en control se llama Dios; que toda la grandiosa ilusión de vanagloria que da el profesionalismo deportivo no es más que algo efímero sin bagaje ni valor sino se sabe manejar bajo pautas del Creador. Es bueno que miremos atrás siempre y no nos acostumbremos nuevamente a lo que éramos.

“Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?” Mateo 16:26