Listin Diario Logo
01 de junio 2020, actualizado a las 01:17 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte miércoles, 01 de abril de 2020

NARRACIÖN

Héctor Santiago y de como consiguió trabajo en las GL

Amanda M. Rivera MLB. COM
Puerto Rico

La agencia libre de las Mayores puede ser bastante estresante para los jugadores. Sin embargo, existen opciones, unas más comunes que otras, que podrían ayudarlos en el proceso. Pregúntenle al lanzador de ascendencia puertorriqueña, Héctor Santiago, quien con su gran empeño y creatividad consiguió un contrato de liga menor con los Tigres de Detroit.

Héctor, quien ha lanzado por nueve años en las Mayores, se encontraba pasando la temporada baja en su casa en Guaynabo, Puerto Rico cuando se puso a pensar en cualquier cosa que pudiera ayudarlo a conseguir trabajo. Y la sacó del parque con una idea peculiar -- y probablemente jamás antes vista en Grandes Ligas.

El oriundo de New Jersey sacó su buen sentido del humor y escribió una nota -- a la que podríamos llamar un “cover letter” o una hoja de vida (resumé) -- que decidió enviarsela a su agente Jim Murray vía correo electrónico.

“Yo le mandé ese e-mail a mi agente como un chiste para motivarlo a buscarme trabajo y él se la envió a todos los equipos”, le mencionó Héctor a Corte4 desde el Publix Field at Joker Marchant Stadium, hogar de los Tigres durante los entrenamientos primaverales en Lakeland, Florida.

Héctor se preocupó de cierta forma por la decisión que tomó el agente de compartir el “cover letter” con los equipos, ya que pensó que podrían tomarlo como un chiste. Pero la respuesta fue todo lo contrario…

“No sé si eso fue lo que me ayudó, pero fue algo que les gustó a los gerentes y cuando me llamaron me hablaron de eso [la hoja de vida]”, expresó el lanzador.

Unos 17 equipos contactaron al agente de Héctor luego de haber recibido el “cover letter”, pero los Nacionales y los Tigres fueron los más interesados en adquirir sus servicios. El zurdo se decidió por la novena de Detroit, ya que fueron los más agresivos con su oferta.

“Al final del día Detroit es donde me sentía más cómodo y a ellos les gustó más porque cuando hablamos por teléfono, hablamos como por 20 o 30 minutos y de los 30 minutos, fueron 15 minutos hablando de esas cosas”, abundó.