Listin Diario Logo
02 de abril 2020, actualizado a las 12:21 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 22 de febrero de 2020

CON LOS CAMPEONES

Tony Fernández

  • Tony Fernández
Mario Emilio Guerrero
megkrantz@hotmail.com
Tweeter: @megkrantz

El recién fallecido ex torpedero Tony Fernández jugó 17 temporadas en las Grandes Ligas entre 1983 y 2001. Fernández fue un mago con el guante y con el paso de los años, se convirtió también en un efectivo y oportuno bateador. Tony nació el 30 de junio de 1962 en San Pedro de Macorís, siendo firmado por Epifanio Guerrero a los 16 años, el 24 de abril de 1979, para la organización de los Azulejos de Toronto. Su ascenso a las Grandes Ligas se produjo el 2 de septiembre de 1983 y dos años después, se estableció como regular en el conjunto de Toronto. Entre sus principales hazañas se cuentan, 5 participaciones en el Juego de Estrellas, 4 premios Guante de Oro, una temporada de 200 hits y un anillo de campeón de Serie Mundial con los Azulejos en 1993. Bateó sobre .300 en 4 ocasiones, terminando su estancia en el Big Show con un respetable average de .288. Su promedio de fildeo fue de .980, empatado en tercer lugar con Larry Bowa entre los mejores torpederos defensivos de la historia. En la Serie Mundial de 1993, cuando los Azulejos se coronaron campeones, Fernández tuvo promedio de .333, al disparar 7 hits en 21 turnos, con un doble, 9 carreras remolcadas (récord para un torpedero) y dos anotadas. En el Clásico de otoño de 1997, con Cleveland, bateó para .471, al disparar 8 imparables en 17 oportunidades, con un tubey, 4 carreras producidas y una anotada. En total, Tony participó en 8 Series de postemporada y bateó .327 (150-59), disparó un jonrón y 11 dobles, con 13 vueltas anotadas y 23 producidas. En sus 12 campañas con Toronto, participó en 1,450 partidos, conectó 1,583 hits, entre ellos 92 triples, marcas vigentes en la franquicia. En 2007, su primer y único año elegible para Cooperstown, Fernández apenas recibió 4 votos (0.7%), lo que fue una gran injusticia. Sin embargo, en 2008, Fernández fue escogido por un panel de expertos como torpedero del equipo ideal de bateadores ambidextros de la historia. Ese mismo año, fue exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano y al Salón de la Fama del Béisbol Canadiense, y en 2001, los Azulejos inscribieron su nombre en el Level of Excellence (Nivel de Excelencia) de su estadio. Sin dudas, Tony Fernández fue una gran estrella.