Listin Diario Logo
05 de diciembre 2019, actualizado a las 12:03 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte miércoles, 27 de noviembre de 2019

Reportaje

Historiador, estadígrafo y un apasionado del deporte

  • Historiador, estadígrafo y un apasionado del deporte

    Bienvenido Peguero se pasa los días urgando entre documentos pafra certificar datos históricos de muchos deportistas. RAMÓN RODRÍGUEZ

  • Historiador, estadígrafo y un apasionado del deporte
Ramón Rodríguez
Santo Domingo

“No haberme criado con mi madre es una gran frustración que tengo en la vida”

La expresión sale de los labios de José Bienvenido Peguero Hernández, el historiador deportivo responsable del cuidado del Museo del Deporte Dominicano, sirviendo como coordinador general de esa institución.

Peguero, hijo único de la unión entre Julio Antonio Peguero y doña María Hernández (ambos fallecidos).

A los 15 días de nacido Peguero tuvo que ser llevado donde una tía, donde pasó toda la vida hasta llegar a ser un hombre.

Ah, la casualidad de la vida. A los 15 días de nacido fue llevado a la casa del señor Juan Portalatín Gutiérrez Domínguez y cuando conoció a su madre, tenía 22 años y ella tuvo sólo 15 días de vida después de ese reencuentro. “Sólo duré 15 días con mi madre. Sólo pude compartir con ella los últimos días de su vida. Es una verdadera frustración para mí”, confiesa Peguero, cabizbajo y con sus ojos humedecidos por las lágrimas.

“En mi vida ha quedado ese gran vacío de no haberme criado con mi madre. Ella fue una persona muy noble, humilde y muy caritativa”, así la recuerda Peguero que le contó su padre, para luego añadir que fue su padre quien le contó que ella no podía criarlo porque era muy pobre.

Doña María Hernández residió en Cotuí, donde trabajó para la empresa Agromán.

De parte de su madre tiene otros tres hermanos: Mercedes, Zenobia y Rafael Almonte Hernández. También tiene como hermanos, pero de crianza a Agustina, Milagros, Susana y Alfonsa Fernández Strogs, cuenta Peguero que nació un 14 de julio de 1954, un apasionado a la investigación y estadísticas deportivas.

Su padre, Julio Antonio Peguero, fue un deportista que viajó por más de 90 países como boxeador que llegó a ser campeón de República Dominicana y Haití en la categoría ligero.

Se convirtió en un fisioterapeuta (masajista) que dio sus servicios a distinguidas personalidades, entre estas a Alonso Perry con quien estableció una gran amistad, quien fue su padrino por las relaciones de su padre con este, también dio asistencia a Juan Bosch, Joaquín Balaguer, Elías Wessin y Wessin, Fulgencio Batista, Lyndon B. Johnson, quien posteriormente fue vicepresidente y luego presidente de los Estados Unidos de América.

El padre de Peguero fue la persona que sustituyó a Cheché Arias, un masajista de muchos años de servicios con el equipo Tigres del Licey.

La alegría de Peguero

El historiador deportivo hizo una pausa para dejar de lado el tema de sus padres y apunta que en la vida “no hay nada que me haya dado tanta alegría como el nacimiento de su hija única (Keyla Laura peguero Pérez) quien se graduó en Comunicación y su nieto Dilan Gabriel.

Peguero recibió formación educativa en el Centro Masónico, luego en la escuela Hogar Masónico, inició estudios universitarios en la Universidad Central del Este, después en el Instituto Nacional estudió publicidad y mercadotecnia y se tituló de diseño y publicidad. En una ocasión se desempeñó como sub director del liceo general Gregorio Luperón, donde también fue profesor, fue director del colegio Rosa Nieves Mella, en Villa Faro, laboró con Mateo Morrison en la dirección de Cultura como profesor de orientación y animación social cultural en la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Tiene un diplomado en gerencia deportiva y fue parte del primer diplomado-maestría que ofreció el Comité Olímpico y la Federación Dominicana de Fútbol en la Universidad Pedro Henríquez Ureña. Su tesis de grado está relacionada con la creación de un centro de documentación e investigación deportiva de República Dominicana.

En la actualidad labora para el Ministerio de Deportes, en función de Coordinador del Museo del Deporte Dominicano. A ese organismo ingresó como encargado del área de Historia y Estadística.

SEPA MÁS

Desvelos de Peguero

Empleado.

En la actualidad labora para el Ministerio de Deportes, en función de Coordinador del Museo del Deporte Dominicano. A ese organismo ingresó como encargado del área de Historia y Estadística.

Deseo.

Quiere ver a los atletas que fueron destacados, llegar a la inmortalidad deportiva y muchos otros que no están, a pesar de que tienen sobrados méritos, pero que no tienen quién los proponga”.

Colaborador.

Es un amante de las estadística y un acusioso historiador deportivo que ofrece ayuda a decenas de estudiantes que asisten al Museo del Deporte Dominicano.