Listin Diario Logo
19 de enero 2020, actualizado a las 03:50 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 15 de noviembre de 2019

MUJERES DE GRANDES LIGAS

Amontonando

  • Amontonando
Carolina Cruz de Martínez

Los seres humanos amontonamos muchas cosas: recuerdos, cachivaches, zapatos, tarjetitas, ropa con la esperanza de que rebajemos o cajas de zapatos bonitas para guardar chucherías. Amontonamos y amontonamos y luego no sabemos qué hacer con todo lo que tenemos.

Emocionalmente hacemos lo mismo y amontonamos internamente muchos “tereques.” Sucesos de la infancia, memorias de la niñez y traumas o lindos recuerdos de la adolescencia.

Los atletas amontonan muchas cosas dependiendo de la temporada en la que se encuentran. A veces amontonan palabras maldicientes dichas por sus parientes que le ‘inyectaron’ una fuerte agresión traducida a competitividad o agresividad; otros han amontonado malas costumbres producto de la carencia en muchas áreas y no saben cómo manejar esa deficiencia; unos han amontonado malas mañas que le afectan en su rendimiento y ni identifican que es como resultado a eso. Otros han amontonado años de sentirse desafiados, menospreciados, ridiculizaos y burlados y cuando llegan a lograrlo esos monstruos amontonados salen y todos nos sorprendemos y preocupamos.

Desafortunadamente somos más propensos a amontonar lo malo que lo bueno. Aunque muchos deportistas vienen de familias con buenos padres, que exhortan y aconsejan con buena intención la mayoría tiene que enfrentar un montón de consecuencias producto de un montón de malas decisiones. Muchos están amontonados de consejos válidos pero lamentablemente nuestra inclinación es más fuerte hacia lo prohibido, lo secreto, lo incorrecto y lo necio.

Hay un montón de atletas que quizás no llegan a descollar en sus carreras deportivas pero tienen un montón de premios y trofeos en la vida que valen más que fama y dinero. Hay un porcentaje muy mínimo que ha logrado tener éxito en rendimiento y numeritos, pero tienen un montón de fracasos personales y familiares y al final son tan infelices que desearían ser normal como cualquier mortal. Solo han amontonado para sí angustia, dolor de cabeza, traiciones y mucha tristeza, pero para el mundo son héroes superdotados.

“Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.”

Apocalipsis 3:17 RVR1960

Solo a través De Dios Padre el hombre podrá amontonar verdadera felicidad.