Listin Diario Logo
14 de noviembre 2019, actualizado a las 10:45 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 08 de noviembre de 2019

Nick Heath: "De no haber nacido en Estados Unidos, debí hacerlo en República Dominicana"

  • Nick Heath: "De no haber nacido en Estados Unidos, debí hacerlo en República Dominicana"
Saulo Mota Telemín
Santo Domingo

Con una sonrisa afable y con una personalidad de trato fácil Nick Heath, jardinero importado de los Tigres del Licey, admitió entre risas que le ha estado diciendo a todo el mundo que de no haber nacido en Estados Unidos, le gustaría haberlo hecho en República Dominicana.

Heath, en una entrevista exclusiva con LISTÍN DIARIO, habló sobre su experiencia en el béisbol invernal dominicano y su apasionada fanaticada.

"En Estados Unidos los juegos tienden a ser más emocionantes en los momentos grandes, como el noveno inning, o si dejan a un equipo en el terreno", manifestó. "Pero aquí todo es emocionante: un ponche, todos gritan; un sencillo, todos gritan".

Aseguró que la pasión que muestran los aficionados le ayuda a mantenerse conectado en el juego, porque ya sabe que cualquier desenlace obtendrá una reacción.

De igual forma señaló que su compañero de equipo Jorge Bonifacio, con quien también estuvo en la sucursal de Triple A de los Reales de Kansas, del gran nivel de la Liga Dominicana (Lidom) y de la atmósfera de emoción palpable que rodea sus partidos.

Culturas diferentes

Heath aseguró que la principal diferencia entre los clubhouse de su país de origen y los dominicanos es la algarabía que ocurre en los camerinos luego de una victoria, describiendo que los jugadores bailan y cantan a todo volumen.

Estas celebraciones lo han expuesto a una cultura distinta, confesando que no escuchaba música latina, pero que ahora le encanta, destacando que su canción favorita es "Dime por qué" de Arcángel y Rey Chavez.

"Los muchachos son muy divertidos, me aceptaron, me quieren enseñar muchas cosas. Intento asimilar lo más que pueda, estoy agradecido por la oportunidad", expresó.

Sus inicios

Empezó a practicar béisbol a la tierna edad de cuatro años, gracias a su padre, gran fanático de este deporte. También le gustaba jugar con sus primos, mellizos que apenas le llevan un mes de edad.

Aunque sus primos dejaron de practicar pelota, él se mantuvo porque además de su afinidad, Heath mantiene que el deporte le permitió conocer nuevos lugares y personas.

Tiempo libre

Usualmente luego del partido se va a su habitación de hotel para relajarse un poco, aunque dice que le gusta deambular un poco por la ciudad para conocerla lo más que pueda.

"Hemos (él y sus compañeros) ido a los centros comerciales algunas veces, y nos han recomendado mucho ir a la Zona Colonial, por lo que el próximo día libre quiero ir allá", dijo.

Barrera del idioma

Admite que su español es pésimo, ya que no puede sostener una conversación completa, pero sí sabe decir expresiones cortas como “Gracias”, “Buenas tardes”, “Hola” y “Buenas noches”.

Heath recordó que cuando el Licey jugó en Santiago, una señora que estaba sentada cerca del bullpen se pasó el partido completo vociferando lo que él solo puede suponer eran improperios, debido a su paupérrimo manejo del idioma.

La misma señora fue al siguiente partido Licey-Águilas en el Estadio Quisqueya, y se sentó detrás del dugaout del equipo azul y procedió a hacer exactamente lo mismo que en el partido anterior, contó Heath, riéndose.