Listin Diario Logo
17 de noviembre 2019, actualizado a las 12:06 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 11 de octubre de 2019

MUJERES DE GRANDES LIGAS

“MATANDO LA LIGA”

  • “MATANDO LA LIGA”
Carolina Cruz De Martínez
carolinacruzdemartinez@yahoo.com

Matar la liga es una frase conocida entre los actores de distintas disciplinas deportivas. Es una jerga popular que indica que un deportista está resolviendo, produciendo, ejecutando y rindiendo por encima del promedio. Muchos jugadores sienten gran orgullo de que le den palmadas por la espalda al escuchar “Caballo, tú estás matando” pero muchos se concentran tanto en hacerlo solo a nivel profesional que se olvidan de también matar la liga a nivel integral.

Matar la liga a nivel de tu disciplina deportiva te permite recibir halagos, reconocimientos trofeos y provoca una buena sensación. Es muy bueno recibir palabras de admiración de tus compañeros de equipo, de tus dirigentes, de los ejecutivos de la organización, de personalidades del país, de la prensa y de tus fanáticos. Pero asimismo como el atleta siente satisfacción de hacer el deber cumplido cuando se trata de su profesión debe sentir el mismo compromiso y el mismo deber cuando se trata de ejercer en las demás áreas de interés.

Que bello sería que un hijo le diga a su papá “Papi estas matando la liga aquí en nuestro hogar.” Que grandioso que una esposa le diga a un esposo “Mi amor, anoche mataste la liga con esa sorpresa que me diste;” que una hija le diga a su papá, “Papi anoche mataste la liga en la cancha, pero la mataste más yendo a verme audicionar en mi escuela, gracias por estar.”

Matar la liga en la profesión y no hacerlo como ser humano es como tratar de perder peso comiendo sin control y fajándote en el gimnasio: algo no va a cuadrar, y no verás los resultados como lo estas esperando.

Tenemos que entender que los primeros reconocimientos que nos hacen sentir satisfechos son aquellos que vienen de los que más cercanos tenemos, los que dependen de nosotros, los que no ven al atleta sino a la persona sin la etiqueta. Hay que procurar matar la liga y ejecutar para aquellos que no importa si resolviste en el juego o no siempre te miraran con alta estima y valía.

“Por la mañana siembra tu semilla, y a la tarde no dejes reposar tu mano; porque no sabes cuál es lo mejor, si esto o aquello, o si lo uno y lo otro es igualmente bueno.”

Eclesiastés 11:6