Didi Gregorius despachó un grand slam dentro de un racimo de siete carreras en el tercer inning, y los Yankees de Nueva York aplastaron otra vez a los Mellizos de Minnesota, imponiéndose el sábado por 8-2 para tomar una ventaja de 2-0 en la Serie Divisional de la Liga Americana. Los Mellizos desembarcaron en el Yankee Stadium como el equipo que trituró el récord de jonrones en una temporada regular, pero los Yankees ni se inmutaron. Después de todo, los campeones de la División Este batearon 306, uno menos que el llamado "Escuadrón Bomba" de Minnesota. El jonrón de Gregorius distanció a los Yankees en un tercer inning en el que sus nueve bateadores acudieron al plato. El campocorto curazaleño se bamboleó con el madero tras mandar la pelota cerca del poste de foul del jardín derecho. Fue una manera enfática de sacudirse de un bajón ofensivo: bateó para .194 en septiembre y se fue de 3-0 en el primer juego. No disparaba un jonrón desde el 10 de septiembre. En la antesala del segundo duelo, el manager Aaron Boone dio por sentado que Gregorius iba a despertar con el bate. Y fue lo que hizo el ambidiestro, octavo en el orden ofensivo: dio un sencillo al cuadro en su primer turno y luego conectó su jonrón rumbo al segundo nivel de gradas. Los Mellizos siguen sumidos en una espiral negativa en los playoffs: han perdido 15 juegos seguidos, incluyendo 12 al hilo ante los Yankees. La racha ante Nueva York es la más larga en la historia de la postemporada frente a un rival en particular, eclipsando la hegemonía de Boston sobre los Angelinos de 1986 a 2008. Para la última victoria de Minnesota en un juego de playoffs habría que irse al primer juego de la Serie Divisional de la Americana en 2004, cuando Johan Santana superó a los Yankees. Al borde del abismo en la serie, los Mellizos tratarán de frenar la mala racha al irse a casa para el tercer juego, que se disputará el lunes. Tendrán que contener a unos Yankees que ganaron 103 juegos en la temporada regular. Los "Bombarderos del Bronx" repitieron alineación en juegos seguidos por primera vez esta temporada y cada uno de los nueve titulares se embasó, acumulando 11 hits y ocho boletos. El abridor de los Yankees Masahiro Tanaka cubrió cinco innings, permitiendo una carrera y tres hits, con siete ponches. La segunda carrera de los Mellizos no llegó sino hasta el noveno episodio, con un doble productor del venezolano Luis Arráez ante el nicaragüense Jonathan Loaisiga, quien luego se encargó de poner fin al duelo. Luego de caer 10-4 el viernes, el manager de los Mellizos recurrió al novato Randy Dobnak, un pitcher que a inicios de año conducía para Uber para complementar sus ingresos y que hace una semana se casó. El derecho fue atacado de inmediato, permitiendo un sencillo remolcador a Edwin Encarnación en el primero. Sobrevivió una amenaza en el segundo y fue relevado tras congestionar las bases sin outs en el tercero. Tyler Duffey no pudo evitar el año al tolerar un elevado de sacrificio de Giancarlo Stanton, seguido por un sencillo impulsor de Gleyber Torres y un pelotazo a Gary Sánchez. Todo eso antes del cañonazo de Gregorius, quien no pudo debutar en la campaña hasta inicios de junio tras someterse a una cirugía reconstructiva en el codo derecho. Los fanáticos en el Bronx se deleitaron de principio a fin — se mofaron de Dobnak coreándole "¡Uber!" cuando calentaba en el bullpen. El momento cumbre al anochecer llegó con el slam de Gregorius, el 12do en la historia de los Yankees en los playoffs. Los Yankees buscarán barrer la serie con el dominicano Luis Severino en el montículo, en la que será su cuarta aparición en una temporada casi perdida por culpa de lesiones en el hombro y dorsal. Severino lució bien en aperturas en el último mes. Jake Odorizzi abrirá por Minnesota. Por los Mellizos, los dominicanos Jorge Polanco de 3-0, Nelson Cruz de 3-1 con una anotada y una empujada, Miguel Sanó de 4-0. El puertorriqueño Eddie Rosario de 4-1. Los venezolanos Arráez de 4-2 con una empujada, Marwin González de 3-0. Por los Yankees, los dominicanos Edwin Encarnación de 4-2 con una anotada y una empujada, Gary Sánchez de 2-0 con una anotada. El venezolano Gleyber Torres de 5-1 con una anotada y una producida. El colombiano Gio Urshela de 4-2.