Listin Diario Logo
15 de diciembre 2019, actualizado a las 07:45 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 14 de septiembre de 2019

CON LOS CAMPEONES

Lo que nos dejó el

  • Lo que nos dejó el
Mario Emilio Guerrero
blog.listindiario.com

Ya de regreso en el país, tras cubrir la participación dominicana en la Copa Mundial de China 2019 y presenciar partidos como el celebrado en cuartos de final entre España y Polonia, expongo algunas consideraciones sobre este evento. Lo primero es que, en mi opinión, el nivel de nuestro baloncesto ha ido en aumento en los últimos tiempos, como quedó demostrado con la buena participación en el certamen, a pesar de la ausencia de figuras estelares. Haber quedado entre los primeros 16 lugares, permite a la escuadra nacional participar en el repechaje para tratar de clasificar a las Olimpiadas de Tokio, lo que puede catalogarse como una conquista importante. Por supuesto, tiene que venir una reestructuración y renovación del grupo con miras a fortalecer algunas posiciones y tener más profundidad en la banca, y la renovación de contrato al dirigente Néstor -Ché- García, quien manifestó que está dispuesto a seguir en el puesto. Las señales de que sí se ha avanzado se pusieron de manifiesto con las victorias ante Jordania y Alemania, y en el buen partido que se presentó ante el poderoso conjunto de Australia.

Además, recordemos que a ese mismo equipo de Argentina que está en la final del Mundial, el seleccionado criollo estuvo a punto de derrotarlo en los Juegos Panamericanos de Lima. Otra enseñanza que nos deja la Copa del Mundo es que ya Estados Unidos no puede competir con éxito en este campeonato sin sus estrellas de la NBA y si lo hace, su actuación puede resultar un fiasco como ha sucedido en esta ocasión, en que se ha visto relegado a disputar el séptimo lugar frente a Polonia. También se puso de manifiesto la calidad del baloncesto latinoamericano con la clasificación más allá de la primera ronda de dominicanos, boricuas, venezolanos, brasileños y argentinos, y la ratificación de España como potencia mundial, que sin Pau Gasol y Serge Ibaka logró avanzar a la disputa por la medalla de Oro. Fue un verdadero deleite ver en acción en vivo a estrellas del baloncesto internacional representando con gallardía a sus respectivos países, como por ejemplo los españoles Marc Gasol y Ricky Rubio, el francés Rudy Gobert, el australiano Patty Mills, el lituano Jonas Valanciunas y el alemán Dennis Schröder, entre otros.