Listin Diario Logo
19 de noviembre 2019, actualizado a las 12:41 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 07 de septiembre de 2019

PRESENCIA DOMINICANA

Autoridad monticular

  • Autoridad monticular
Tony Piña Cámpora
tonypinacampora@gmail.com

El pasado domingo Justin Verlander logró un juego sin hit ni carrera. Esa hazaña se disminuye frente a los cien puntos que alcanzó en la escala que mide el dominio de un lanzador en un partido. Ponchó catorce cediendo una base. A partir de 1960 en únicamente otras trece oportunidades un pitcher ha logrado, en nueve episodios, una puntuación semejante.

El principio para generar la medida es el siguiente: sobre una base de cincuenta puntos se le suman uno por cada out logrado, dos por cada capítulo completado después del cuarto y uno más por ponche; restando cuatro por carrera limpia aceptada, dos por carrera sucia y por hit admitido y uno por base por bolas.

El primer juego donde el dominio alcanza cien puntos en nueve episodios que tengo registro lo consiguió Warren Spahn en 1960 cuando dejó sin hits a los Filis ponchando a quince, concediendo dos pasaportes. El inmortal zurdo, cuando realizó la hazaña había cumplido 39 años. Nolan Ryan y Max Scherzer son los únicos que en dos ocasiones han concretado un señorío de ese nivel; Scherzer en un mismo año, en 2015 y Ryan en 1973 y 1991.

En 1965 Sandy Koufax consiguió Juego Perfecto contra los Cachorros abanicando a catorce llegando a 101 puntos. Lo notorio de ese partido fue que el rival de Koufax, Bob Hendley, consiguió un dominio de ochenta; completó ocho episodios en los que anotaron una carrera sucia.

Los lanzadores restantes con autoridad de ese tipo son Kerry Wood en 1998, Curt Schilling en 2002, Randy Johnson en 2004, Brandon Morow en 2010, Matt Cain en 2012, Clayton Kershaw en 2014 y Gerrit Cole el año pasado.

La hazaña de Wood estableció marca al llegar a 105 puntos; Scherzer, en su segundo del 2015 alcanzó 104. En el primer caso Wood ponchó a veinte de sus rivales, pero permitió un incogible.

Scherzer hizo out sin ayuda a 17, pero no permitió hits ni otorgó pasaporte.

Puntualizo los juegos de nueve episodios; en el memorable duelo entre Juan Marichal y Spahn en 1963 el dominicano consiguió 113 puntos y el norteamericano 97.