Listin Diario Logo
09 de abril 2020, actualizado a las 09:12 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 28 de junio de 2019

A TIRO DE HIT

La analítica y su impacto en los lanzadores

  • La analítica y su impacto en los lanzadores
Kevin Cabral
kevcabral@hotmail.com | Twitter: @kevcabral

La analítica o “sabermetría” ha traído diversos cambios al béisbol. Uno de los más interesantes es el efecto que la información ha tenido en el uso del repertorio de los pitchers de Grandes Ligas.

En el pasado reciente, los lanzadores eran instruidos en el arte de “establecer su bola rápida” para ganar ventaja en el conteo y luego utilizar sus lanzamientos secundarios para rematar los bateadores contrarios.

No obstante, el acceso a más información ha demostrado que no es necesario depender del lanzamiento rápido. Uno o dos lanzamientos rompientes de calidad utilizados con más frecuencia en la secuencia correcta con la bola rápida pueden ser una letal combinación. Un agarre diferente a la hora de tirar la recta puede ser igualmente efectivo.

Así las cosas, podemos observar algunos casos de lanzadores que han logrado alcanzar mayores niveles de éxito con un cambio de estrategia. Otros, han podido hacer ajustes exitosos cuando su bola rápida comienza a perder velocidad. Veamos tres ejemplos.

1. Charlie Morton: Hasta hace unos cuatro años era un lanzador del montón que dependía de bola rápida de dos costuras y curva, procurando conseguir la mayor cantidad posible de rodados. Al llegar a Houston en 2017 continuó un proyecto que había iniciado el año anterior en los Filis, enfatizando el uso de la bola rápida de cuatro costuras para atacar la parte alta de la zona de strike. Trabajando “de norte a sur” con la combinación del pitcheo rápido que promedia 95 mph y su curva, logró un incremento significativo en sus ponches y tiene marca de 37-11, 3.12 desde el día inaugural de 2017.

2. Clayton Kershaw: Cuando ganó su primer Premio Cy Young en 2011, lo hizo utilizando su bola rápida de 93 mph en el 65% de sus lanzamientos. Las lesiones, merma de velocidad y nuevas informaciones han provocado ajustes. En los últimos tres años, la utilización de su bola rápida ha caído a menos de un 50%, con un 42.2% en 2019. Ha mostrado una creciente dependencia de su slider.

3. Chris Sale: Cuando se estableció con los Medias Blancas, podía tocar las 98 mph con su bola rápida y la usaba con alta frecuencia. En 2016, última año en Chicago, casi dos de cada tres envíos eran rápidos. Tres años después, utiliza bola rápida en el 44.7%, entendiendo que ya no tiene la misma potencia y que usar más su slider lo hace más efectivo.