Listin Diario Logo
17 de septiembre 2019, actualizado a las 09:03 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 24 de mayo de 2019

MUJERES DE GRANDES LIGAS

“Tarántula”

  • “Tarántula”
Carolina Cruz de Martínez
carolinacruzdemartinez@yahoo.com

La supervivencia de una criatura en una selva depende mucho de su mecanismo de defensa y su reputación. Siendo la selva un sistema de donde el mayor se come al menor, los animales necesitan ser pero también pretender que son.

TARÁNTULA: La tarántula es una araña que se vende bien pues todo el mundo le tiene miedo por como se ve. Las tarántulas son arañas con aspecto intimidante por la cantidad de pelo que cubre su cuerpo pero son más ‘bulto’ que otra cosa; las mordidas que propinan pueden ser muy dolorosas, pero su veneno no se equipara a su aspecto pues el mismo no es mortal. Aunque por muchos años se creyó el mito de que la misma podía matar, la realidad es que su picadura no es letal. La tarántula vive y vivió de su buena reputación pero fue todo en base a un historial de falsa intimidación.

En el profesionalismo deportivo hay muchos atletas como las tarántulas. Hay los que son de aspecto altivo, movidos, listos siempre para dar un mordisco pero al momento de la verdad se aprietan y no saben ejecutar. Otros exhiben grandes fisionomías de aspecto intimidante y amenazante pero solo conectan ‘bloopers’ y nunca dan el batazo gigante.

Unos exigen un trato especial y particular por su valor y proyección, pero cuando se trata de ética y trabajo en equipo con ellos no se puede contar. Sin saber o sin querer, han aprendido a vivir más de la pretensión que de lo que realmente son.

Los atletas tarántula usan su aspecto peludo para sobrevivir y aparentar pero al momento de la verdad su ejecución no es mortal. Tienen aspecto de que ejecutarán, que resolverán, que meterán mano, y matarán pero al final solo provocan un poquito de alergia y nada más. Muchos logran colarse y sobrevivir por un buen tiempo en la selva, pero la mayoría no logra persistir. Al final su mecanismo de defensa y reputación se desvanece, y aunque vendan una expectativa la realidad termina esperándoles en la bajadita.  

´No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.ª Gálatas 6:7

Hasta la próxima