Listin Diario Logo
23 de junio 2019, actualizado a las 08:24 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 10 de mayo de 2019

MUJERES DE GRANDES LIGAS

“MANITO”

  • “MANITO”
Carolina Cruz De Martínez
carolinacruzdemartinez@yahoo.com

Dentro de la jerga deportiva hay términos utilizados entre los atletas que manifiestan camaradería, familiaridad y cercanía. Unos denotan más confianza que otros, dependiendo de la situación y la persona.

El término “Manito” es uno que comunica una cercanía estrecha entre los deportistas pues es un abreviado para “hermano”. Generalmente es utilizado porque hay un derecho dado entre dos o más atletas y con el mismo es bienvenido ese trato cercano. Un deportista llama a otro “hermano” o “manito” cuando identifica un corazón sano, sin daño, ni intenciones de aventajar ni traicionar. Un hermano es alguien que se supone buscará ese bienestar sin necesidad de herir ni ultrajar.

De igual forma existe ese mismo “manito” que puede venir con la intención contraria a la naturaleza del mismo. Es un “manito” utilizado con mezquindad, premeditación y engaño con el fin de buscar como aventajar y carterear. Es un manito lisonjero, “cotorrero” que suena a honesto y verdadero pero es manipulador y traicionero. No busca lo mejor para el otro, no pretende aportar, sumar ni multiplicar sino dividir y restar.

De ese último “manito” hay muchas víctimas andando, con corazones que abrieron y fueron lesionados y abusados. Hoy esos personajes o atletas le han subido tanto los vidrios a la vida y los “manitos” verdaderos que es difícil romper la coraza que han construido. No creen en nadie, no buscan a nadie, no están abiertos a nadie producto de los ‘manitos’ traicioneros.

La realidad es que quien tiene fama, dinero y poder se arriesga a ser herido, abusado y aventajado sino aprende los límites a establecer. No todos los manitos son mezquinos, pero hay muchos mezquinos que son manitos y lo importante es discernir y pesar los espíritus de cada quien.

Como se logra esto? “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.”

1 Corintios 2:14-15 Dios es el ÚNICO que nos puede enseñar a discernir cuál “manito” se nos puede acercar.