Listin Diario Logo
31 de marzo 2020, actualizado a las 04:24 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 04 de mayo de 2019

NBA

Antetokounmpo hace de todo, Bucks ganan

  • Antetokounmpo hace de todo, Bucks ganan

    Al Horford (42), de los Celtics de Boston, trata de hacer ofensiva ante Giannis Antetokounmpo (34), de los Milwaukee Bucks durante el tercer partido de playoffs.

Boston

En un enfrentamiento monumental entre dos contendientes de la Conferencia del Este, los Milwaukee Bucks sobrevivieron a los Celtics de Boston , 123-116.

La primera mitad fue, en una palabra, una pelea. Ambos equipos lucharon con uñas y dientes, y Milwaukee entró en el medio tiempo solo por un punto. Luego, un enorme tercer trimestre (40-31) elevó a los Bucks con ocho puntos, y un silbido extrañamente amistoso en la primera parte del cuarto trimestre le permitió a Milwaukee mantener una ventaja decente, y un juego de última hora casi en forma de una carrera de 8-0 a 2 minutos de Boston llevó las cosas al margen final.

Giannis Antetokounmpo estuvo algo bloqueado en la primera mitad, pero terminó con 32 puntos, 18 rebotes, 8 asistencias, 3 bloqueos y 2 robos. Khris Middleton también tuvo un juego algo silenciado, con 20 puntos, 5 asistencias, 4 tableros y 3 robos. Pat Connaughton ayudó a sacar al equipo del banco, agregando 14 puntos, 7 rebotes y 2 robos. George Hill fue un impulso aún mayor, aportando 21 puntos. Nikola Mirotic (13 puntos, 3/7 de profundidad) disfrutó de su segundo juego como miembro de la alineación titular después de que Sterling Brown regresara a las reservas.

Al Horford (17 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias) no es tan conocido por sus estadísticas llamativas, pero esta noche parecía un poco menos efectivo defendiendo a Giannis. Eric Bledsoe atrajo la ira de los fanáticos de Bucks con una serie de jugadas forzadas y golpes subóptimos en la primera mitad, acumulando 9 puntos, 4 asistencias y 4 pérdidas de balón. Con demasiada frecuencia estaba fuera de posición y se sentía fuera de lugar, lo que llevaba a los minutos de George Hill más pesados de lo habitual .