Listin Diario Logo
20 de noviembre 2019, actualizado a las 10:10 PM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 26 de abril de 2019

MUJERES DE GRANDES LIGAS

“Astronómico”

  • “Astronómico”
Carolina Cruz de Martínez
carolinacruzdemartinez@yahoo.com

Vivimos en la era de lo astronómico, donde todo es desmesuradamente grande y exagerado. Desde los megapíxeles que hacen que una imagen sea casi palpable, hasta los salarios y remuneraciones en el mundo del deporte. La era de lo astronómico está bateando y muchos debemos de tener cuidado.

La vida no fue creada para vivir en extremos porque hay que tener puntos medios. Lo pequeño, lo invisible, lo sencillo, lo simple, es la contraparte de lo grande, lo vistoso, lo complejo, y ambos existen para tener un buen manejo.

No porque algo sea grande es bueno, no porque algo sea chico es malo. Hay muchos atletas que se ven grandes por fuera pero son débiles y “fofos” por dentro y hay otros que se ven frágiles y son más duraderos que el tiempo. Lo astronómico puede ser engañoso, falso, con apariencia de valor pero al final barato; puede reflejar confiabilidad y seguridad y al final ser “buche y pluma no más”.

Tanto los fanáticos como los deportistas son atraídos por lo mayúsculo y cuantioso. Hay fisionomías masculinas que los atletas quieren imitar pero no saben que detrás de esos músculos hinchados hay trucos que pueden salir caros. Hay fisionomías femeninas que muchas atletas quieren emular sin saber que pueden poner en riesgo su salud femenina e integral.

Hay fisionomías femeninas con partes del cuerpo astronómicas y voluptuosas que ponen rápido a cualquier atleta, varón, macho, masculino, y ellos no están apercibidos que detrás de ese atractivo puede haber peligro. Lo astronómico del tamaño los obnubila al pensar que pueden poner fuego en su regazo y no se van a quemar.

Hay ofertas de trabajo, oportunidad, conexiones y plataformas a accesar que se venden astronómicas y cuantiosas, productivas y jugosas pero no son más que espejismos del momento que no dejan dividendos. En esta era el engaño es astronómico y pinta un panorama bueno pero al final puede ser desastroso.

“Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; Pero Jehová pesa los espíritus.” Proverbios 16:2. Los caminos de destrucción son astronómicos, seamos cautos y cuidadosos.

Hasta la próxima