Listin Diario Logo
21 de mayo 2019, actualizado a las 08:36 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte jueves, 25 de abril de 2019

TRIPLE TEAM

Damian Lillard y los canastos para decidir series de playoffs

  • Damian Lillard y los canastos para decidir series de playoffs
Alex Rodríguez
alex.rodriguez@listindiario.com

Con una actuación para los libros, que incluyó 50 puntos y el canasto ganador desde 37 metros frente al Thunder, Damian Lillard, estelar defensa de los Trail Blazers, se mantiene cimentando su fama de “resolver a la hora buena”.

Aunque a veces es sacado de contexto y se sobreestima un poco, no hay dudas que ese tipo de acción coloca a su protagonista en una dimensión distinta.

Y a pesar de que el porciento de partidos que se deciden de esa manera es muy bajo, cuando se produce en escenarios de tal magnitud, además de ayudar a su equipo a avanzar en los playoffs ante un equipo que se suponía superior, pues su autor se eleva entre sus compañeros de profesión.

La sola habilidad u oportunismo para colocar esos canastos decisivos no categoriza a un jugador como uno de los mejores. Casos como los de Robert Horry o Chauncey Billups saltan a la vista. Fueron buenos jugadores, casi infalibles a la hora de tomar la seria responsabilidad de decidir el destino de los partidos con un lance.

Pero también hay casos como los de Larry Bird, Michael Jordan o Kobe Bryant, entre otros, que a sus destrezas físicas o manejo de la técnica del juego, unían ese don de querer y poder inclinar la balanza a su favor con el canasto ganador.

Ya Lillard había hecho algo similar en 2014 frente a los Rockets de Houston en una situación más precaria (con menos tiempo y el marcador en contra).

Jordan también acabó dos series con encestes en la última gestión ofensiva frente a los Cavaliers de Cleveland en 1989 (primera ronda) y 1993 (semifinal del Este). John Stockton envió a Utah a su primera final en 1997 con un canasto en el último segundo ante los Rockets.

Es una acción espectacular, memorable, destacable… Pero no es lo único que te ayuda a ganar en el baloncesto. Hay que hacer otras cosas no tan llamativas, pero muy importantes.