Listin Diario Logo
20 de julio 2019, actualizado a las 09:31 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte miércoles, 10 de abril de 2019

Centro Olímpico

Las “Villitas”, con limitados servicios y poca comodidad

  • Las “Villitas”, con limitados servicios y poca comodidad

    Esta es la villa que ha sido establecida en el gimnasio de boxeo, cuyas condiciones se han deteriorado por las filtraciones que existen en el lugar. /VÍCTOR RAMÍREZ

  • Las “Villitas”, con limitados servicios y poca comodidad
Ramón Rodríguez
Santo Domingo

Miles de personas visitan cada día las facilidades del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte y unos 300 atletas de ambos sexos viven en pequeñas villas improvisadas en instalaciones de ese complejo deportivo.

Los deportistas que viven allí y muchos otros que visitan las instalaciones están expuestos al suceso imprevisto. Algunos hasta han encontrado la muerte.

El caso más reciente fue el fallecimiento del atleta de lucha Juan Carlos Díaz Mordán, una muerte que quizás pudo haberse evitado. Hace varios años se conoció de otro deportista que jugaba en las canchas abiertas baloncesto y sufrió un desmayo y falleció en el lugar, fulminado por un infarto.

A pesar del gran volumen de personas que hacen actividades diversas en ese complejo, allí no hay servicios de ambulancias y se ha establecido una especie de dispensario médico, situado detrás del destacamento militar  del lado Este del Centro Olímpico, justamente a la salida que da a la Avenida Máximo Gómez.

Otro complejo que no tiene ningún tipo de servicios médicos es el Parque del Este, donde también acuden cientos de personas todos los días.

Los deportistas están expuestos a accidentes, tanto por el grado de dificultad de los entrenamientos a que son sometidos, como por el mismo mal estado de algunas áreas de las instalaciones donde realizan sus actividades.

Pero en todo el complejo no hay servicios de ambulancias, ni siquiera de primeros auxilios. El dispensario médico existente sólo da servicios hasta las 4:00 de la tarde y luego de esa hora, es cuando el volumen de personas que utilizan las instalaciones se hace más numeroso y sus actividades se prolongan hasta las 10 de la noche.

Las villas
Los pabellones de voleibol, judo, boxeo, lucha, levantamiento de pesas, así como baloncesto y softbol, han levantado áreas donde duermen deportistas.

La mayoría de las villas improvisadas en instalaciones no tienen las condiciones mínimas. Aunque algunas están climatizadas, otras apenas tienen abanicos. “Cuando falta la luz, esto es un infierno”, dijo un atleta, que pide reserva de su nombre por temor a represalias.

La más grande es  la que tiene el pabellón de voleibol, con dos grandes pabellones de tres niveles; la de lucha tiene áreas en el primer nivel con abanicos y en el segundo nivel con aire acondicionado; la de judo también tiene aire y abanicos y las de boxeo tiene aires pero están dañados.

Igualmente las de levantamiento de pesas están climatizadas y baloncesto tiene un pabellón contiguo a lucha, pero en el día de ayer estaba cerrada.

La villa más deteriorada es la que tiene boxeo. Las filtraciones han dañado las instalaciones eléctricas, el piso del salón contiguo de entrenamiento está totalmente “podrido”, lo que ha causado lesiones a algunos atletas y los baños tienen múltiples desperfectos.

El doctor Milton Pinedo, presidente de la Federación de Medicina Deportiva, lamentó el fallecimiento del luchador Díaz Mordán.

Está de acuerdo con una propuesta hecha por Antonio Acosta, presidente de la Federación Dominicana de Lucha, quien a raíz del fallecimiento del atleta ha reclamado el establecimiento de un servicio de ambulancias para asistir a cualquier persona.

Igualmente, plantea la obligatoriedad de someter a exámenes médicos a todo deportista que sea ingresado a un seleccionado nacional, así como chequeos periódicos para detectar cualesquier patología.

El doctor Pinedo se mostró de acuerdo y fue más lejos al señalar que en otras naciones “todo deportista tiene que poseer una licencia con su historial médico”.

Aunque destaca que el Ministerio de Deportes tiene un dispensario médico con profesionales que distribuye en algunas instalaciones.

Al referirse al fallecimiento de Díaz Mordán, dijo que “esos son casos que pasan en cualquier parte del mundo”, sin embargo, cree que se deben buscar correctivos para evitar “muerte súbita” en las instalaciones deportivas, con un programa de exámenes médicos a los deportistas, mediante acuerdos con instituciones y profesionales de la medicina.

Pidió que se restablezca el servicio del 9-1-1 que antes existía en el Centro Olímpico, precisamente en el parqueo frente al Pabellón de Lucha.

Más sobre “Las villitas”
Los atletas que son alojados en las villas de las instalaciones pertenecen a las selecciones nacionales.

Hay otros que aunque no pertenecen a los seleccionados nacionales, son talentos que han sido convocados para desarrollarlos.

Estos, además de practicar la disciplina correspondiente, por lo regular estudia en alguna universidad.

Cuando las llamadas villas no funcionan del todo bien, pasan muchas visitudes.

Los deportistas no se atreven a pronunciarse ni hacer reclamos públicos por temor a represalias.

La mayoría pertenecen a algunas institución militar o son miembros de la Policía Nacional.

La mayoría de las Federaciones tienen que cargar con el peso de dar mantenimiento mínimo a esos lugares.

Cuando se trata de un trabajo de mantenimiento profundi se acude al Ministerio de Deportes.

En muchas ocasiones se toma mucho tiempo para ver cristalizada una solicitud de mantenimiento a una de esas instalaciones que no llenan las expectativas de sus inquilinos.

Reclama servicios para prevenir accidentes
Antonio Acosta, actual presidente de la Federación de Lucha, acaba de vivir una experiencia muy desagradable, con la pérdida de uno de los talentos de ese deporte a causa de un paro cardíaco.

Afirma que la vida de Juan Carlos Díaz Mordán pudo haberse preservado si hubiese habido un servicio médico en el complejo. También lamenta la ausencia del servicio de ambulancias que hasta hace poco estaba instalado allí.

Empero, ha planteado un proyecto para que todo atleta que sea ingresado en una selección nacional sea sometido a rigurosos exámenes médicos para constatar su estado de salud, exámen que debe repetirse periódicamente.

Esta iniciativa “ayudaría a evitar” que casos como el de Díaz Mordán vuelvan a repetirse y consecuentemente el país pierda valores humanos y deportivos.

Servicios.
Gerardo Suero Correa, presidente de la Federación de Atletismo opina que el servicio de ambulancias es necesario en el Centro Olímpico.

Parque del Este.
Los servicios preventivos médicos no deben limitarse al Centro Olímpico, sino a otras instalaciones, como el Parque del Este.

Presencia.
El doctor Milton Pinedo afirma que el Ministerio de Deportes tiene un centro de atención con médicos que envía a la mayoría de instalaciones del Centro Olímpico.

Esfuerzo.
Gilberto García, de judo, dijo que hacen un gran esfuerzo “para tener en las mejores condiciones a nuestros atletas que son el mejor activo.