Venezuela sorprende 3-1 a fĂștbol argentino

  • Lionel Messi sale frustrado. AP

Afeitado, sin la barba con la que acompaña su deslumbrante fútbol en los últimos tiempos en el Barcelona, Lionel Messi revivió este viernes la frustración con la selección argentina, a la que ni sus desbordantes acciones le apartaron de una derrota decepcionante y sin defensa ante Venezuela en un amistoso.

Mientras él rebuscaba las ocasiones -de sus botas partieron todas y cada una de las oportunidades de su combinado en el primer acto, como los dos pases formidables que le regaló a Lautaro Martínez, o un disparo desde fuera del área-, su selección naufragó atrás, devorada por dos goles, los contragolpes y el entusiasmo del rival, primero, y después, en el segundo tiempo, por el 1-3 de penalti.

Mientras ‘su’ Barcelona domina con rotundidad la Liga española y aspira con una firmeza incuestionable a la Liga de Campeones, ‘su’ Argentina fue doblegada sin matices por Venezuela; dos sensaciones tan contrapuestas como recurrentes en su carrera, por mucho que este viernes lo intentara con empeño, con desborde y con determinación.