TRIPLE TEAM

El notable resurgir del baloncesto en la ciudad de Santiago

Alex Rodríguez

Con una muy buena nota entró ayer en su fase final, la edición número 39 del torneo de baloncesto superior de Santiago.

Los cambios implementados por la Asociación de Baloncesto de Santiago (ABASACA) han tenido resultados positivos. Comenzando con las dobles carteleras los domingos a partir de las 11 de la mañana contando con la confortable Gran Arena del Cibao Oscar Gobaira y la ayuda de los Comedores Económicos con platos a 25 pesos para el público que asiste. Un paso importante de las autoridades del basket de Santiago fue prescindir de la presencia de los jugadores Sub-25 así como los “no residentes” o dominicanyorks. Este movimiento ha permitido reducir costos, dar rienda suelta a los jóvenes que se mantenían a la zaga y comenzar a construir líderes en cada uno de sus equipos. El nivel técnico no es el mismo de años atrás, pero el nivel competitivo estuvo por todo lo alto con decisiones que tuvieron que esperar, en el caso del Todos Contra Todos de la semifinal, hasta la última fecha para decidir quiénes serían los protagonistas de la serie final.

Fanáticos identificados
El año del baloncesto en la República Dominicana comienza con el superior de Santiago. Esta vez un poco más temprano y con la “suerte” de la eliminación de las Águilas Cibaeñas en la vuelta regular del torneo de béisbol otoño invernal, los fanáticos se identificaron temprano con el certamen. Para resaltar el trabajo de una serie de personas como los directivos de los clubes participantes que han hecho conciencia de cómo utilizar los recursos económicos y humanos.

Liderados por el presidente de la Abasca, Juan -Tito- Ventura, el presidente del Comité Organizador, el senador Julio César Valentín, y el periodista Pappy Pérez, como director general del certamen, Santiago da muestra de su clara intención de recuperar el espacio que bien se ganó como uno de los principales torneos superiores del país. A eso se agrega un gran activismo en las categorías inferiores lo que asegura un futuro promisorio. Felicidades y que sigan adelante.