Listin Diario Logo
14 de junio 2019, actualizado a las 10:42 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 01 de marzo de 2019

MUJERES DE GRANDES LIGAS

“Rendición de cuenta”

  •  “Rendición de cuenta”
Carolina Cruz de Martínez
carolinacruzdemartinez@yahoo.com

CUENTAS: Cada cierto tiempo los presidentes de las naciones se dirigen a la ciudadanía en un conocido discurso llamado “Rendición de cuentas.” El mismo es un reporte de la gestión de dicho mandatario donde enumera los logros alcanzados, los desafíos, los temas de relevancia y la agenda que continuará en el periodo de tiempo de su gobernatura. Este discurso es muy esperado en sociedades democráticas y participativas pues cada contribuyente de una nación quiere saber qué se está haciendo con el pago de sus impuestos.

 

De igual manera, cada uno de nosotros tendremos que dar cuentas al Dador de todo lo que tenemos. Independientemente que creamos o no, simpaticemos o no hay un gobierno al cual nos tendremos que dirigir. En nuestro caso, nosotros jugaremos el papel de un presidente, y al final de nuestros días nos tocará dar el discurso de “Rendición de cuentas” respecto a la vida y lo que hicimos con ella.

Es importante que los atletas sepan que ellos no estarán exentos de dar su rendición de cuentas. Esa rendición va desde la administración de su tiempo, el manejo de sus finanzas, la responsabilidad personal, familiar y laboral, el desarrollo de sus talentos y dones y lo más importante para que le fuera entregado todo lo que poseen. Nada nos fue entregado al azar, y por lo tanto por cada cosa tendremos cuentas que dar. Así como nosotros tenemos interés en saber lo que el gobierno ha hecho con nuestros intereses, así el Dador de la vida también está interesado en escuchar en que se empleó la riqueza que nos dió a administrar.

ADMINISTRADOR: Es beneficioso saber que tenemos que rendir cuentas de la vida porque eso nos mantendrá con un sentido de responsabilidad. Aunque un atleta está en su derecho de virar y tornar, decidir y ejecutar, tiene que saber que no es dueño sino un simple administrador de todo lo que se le ha confiado. Un dueño siempre pedirá cuenta del uso de sus bienes y el atleta como administrador debe estar preparado para responder.  Entender este principio fundamental ayudará a manejar todo de una forma respetuosa y formal.   

El atleta debe dar cuenta de su esposa, de sus hijos, como se comportó en la intimidad de su hogar. El atleta debe dar cuenta de su responsabilidad como hijo, de que forma honró y respetó sus padres. El atleta debe dar cuenta como ciudadano, que tanto contribuyó a su nación, y que tanto impactó su comunidad natal. El atleta debe dar cuenta de sus finanzas, como decidió invertir y gastar cada centavo qué pasó por su mano. El atleta debe dar cuenta de sus dones y talentos, que tanto los identificó para ser desarrollados, trabajados y puestos al servicio del prójimo. Y en general el atleta debe dar cuentas a Dios de si cumplió o nunca  conoció el propósito de Su creador en el paso por este mundo.

Es saludable para el ser humano saber que está siendo supervisado y observado por alguien superior a él. Nuestra naturaleza caída es muy rápida en actuar sin límites ni control cuando sabemos que nadie nos ve. Es mejor aceptar y asimilar que en el discurso que daremos al final de nuestra existencia tendremos una audiencia celestial y la misma estará atenta a escuchar si hay coherencia y verdad en lo que hemos de expresar.

´Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?ª S. Marcos 8:36-37. Procuremos que en esa rendición, prime más el propósito del Creador, que el mío propio.

Hasta la próxima.