Listin Diario Logo
20 de noviembre 2019, actualizado a las 11:12 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 09 de febrero de 2019

PARA RECORDAR

Único juego sin hit

  • Único juego sin hit
Tony Grullón
tonygrullon45@gmail.com

El jueves 21 de febrero de 1952 en la ciudad de Panamá, el lanzador derecho de 37 años de edad Thomas Fine, de los Claveles Rojos de La Habana, dejó en blanco de hit y carrera al equipo Cervecería Caracas, de Venezuela, en la segunda fecha de la IV serie del Caribe de la primera etapa y los venció 1-0. Esta carrera la anotó el mismo Fine, cuando  abrió como bateador el sexto inning con un sencillo frente al pitcher iniciador por los Cerveceros Al Papais.

El siguiente bateador y primero en la alineación de los cubanos Alejandro Crespo se sacrificó llegando Fine a la segunda almohadilla, luego Spider Jorgensen bateó un rodado por la intermedia y  Fine llegó hasta la antesala  anotando  con un imparable conectado por el tercer bate de los cubanos Edmundo Amorós.   

 En cinco de las 9 entradas que lanzó Fine retiró de out 1-2-3 a los venezolanos, concedió tres boletos gratis, ponchó a cuatro y se le embasó un hombre por error del shorstop Manuel (Chino) Hidalgo y sólo un bateador le llegó a la intermedia de los 31 que enfrentó. Esto fue en el sexto episodio.

Los cubanos fueron amarrados por el gran pitcheo de Al Papais, quien mediante siete episodios sólo permitió cuatro hits, concedió tres bases por bolas y ponchó dos. Los hits que permitió Papais fueron disparados por Edmundo Amorós con  dos, Bert Haas y  Fine, uno cada cual.

Nota: Fine jugó en las ligas menores durante 20 años; en el béisbol cubano participó en cinco temporadas de invierno; en 1952 participó con los Tigres de Marianao.  Fine fue una adición tardía al equipo de los Claveles Rojos para reforzarlos en la Serie del Caribe ya que a última hora el hoy miembro de Cooperstown, Hoyt Wilhelm, no pudo asistir al evento, y el 21 de febrero Fine ocupó su puesto. En esa serie ganó dos juegos y fue electo el jugador más valioso del clásico.