Listin Diario Logo
21 de septiembre 2019, actualizado a las 11:14 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 09 de febrero de 2019

CON LOS CAMPEONES

Reacciones

  • Reacciones
Mario Emilio Guerrero
megkrantz@hotmail.com

Las declaraciones de Pappy Bisonó sobre la expansión en 1983 de la Liga Dominicana de Béisbol Profesional (LIDOM), en una comparecencia en el programa Protagonistas, que produzco por CDNSPORTSMAX, en el sentido de que la ampliación del circuito de 4 a 6 equipos fue producto de una retaliación del entonces presidente de la República, Salvador Jorge Blanco, por un supuesto desaire de que fue objeto en el estadio de la capital durante un partido entre Licey y Escogido, cuando era candidato del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), ha provocado diversas reacciones y comentarios en los medios comunicaciones y redes sociales.

Rechazo
Entre quienes han externado su rechazo a las revelaciones de Bisonó figuran, Orlando Jorge Mera, hijo de Jorge Blanco y el colega Bienvenido Rojas, editor deportivo de Diario Libre.

Jorge Mera, en un artículo publicado en el periódico El Nacional, de fecha miércoles 6 de febrero, bajo el título “Ese no es mi papá”, expresó textualmente que “(La) afirmación (de Bisonó) (es) muy ajena a la realidad, y que, como mi padre no está entre nosotros, no puedo pasar por alto. Si hay algo que aprendí de él fue que nunca nos inculcó venganza ni odio contra nadie, razón por la cual, desmiento la información categóricamente”. También señaló que “confieso que quien escribe era un adolescente para la época, pero puedo escribirlo con toda certeza de que ese que es descrito en el artículo de referencia, no es Salvador Jorge Blanco”. Concluyó afirmando que “lo que mi padre hizo fue convertirse en abanderado de la expansión del béisbol, y en ese sentido, tomó las previsiones legales para asegurar su implementación como fue organizar e incorporar la Liga de Béisbol Profesional, mediante Decreto No.1496 del 18 de octubre de 1983 (G.O. 9624), y crear la oficina del Comisionado Nacional de Béisbol Profesional, mediante Decreto No.130, mediante Decreto No.1300 del 5 de agosto de 1983 (G.O.9619), entidad que sigue funcionando hoy día, treinta y seis años después”

Bienvenido Rojas
Por su parte, Rojas expuso en su columna Béisbol, Récords y Vivencias, de ayer, viernes 8 de febrero, bajo el encabezado “Jorge Blanco, LIDOM y Expansión” que “no es cierto que el Gobierno de Concentración Nacional de Salvador Jorge Blanco aprobó la Ley de Expansión por un desaire de los directivos de los conjuntos Escogido y Licey en el Estadio Quisqueya. Orlando Jorge Mera tiene razón cuando aclara la falsedad de este hecho que no sucedió. Lo que sí hubo fue un abierto desafío a la autoridad”. Bienvenido aclaró que “la verdad histórica que realmente motivó la decisión del doctor Salvador Jorge Blanco de reintroducir al Congreso la Ley de Expansión y su posterior aprobación fue un impasse con el señor Francisco Acevedo Gautier (Quique), gerente general de los Leones del Escogido, cuando Salvador era Senador. Quique tenía profundas diferencias políticas con los perredeístas”. Destacó que en una entrevista para el periódico La Noticia, “Acevedo Gautier reiteró que la LIDOM recesaría en los años restantes del gobierno de Jorge Blanco, debido a que no podría operar de acuerdo con las exigencias de índole económico que le quieren imponer”.

Fracaso
Independientemente de los motivos que llevaron a ejecutar la Ley 447, que ordenaba la ampliación de la LIDOM de 4 a 6 clubes, la expansión no tuvo los frutos deseados y si el circuito se mantuvo operando durante la gestión de Jorge Blanco, fue por las grandes facilidades económicas que el Estado brindó a la recién creada liga para que pudiera celebrar los campeonatos con los dos nuevos equipos, tal y como reveló Bisonó en la entrevista de marras. Una muestra de ello es que los Caimanes del Sur, de San Cristóbal, recesaron en la temporada 1986-87, coincidiendo con el final del gobierno de Salvador. Regresaron para la campaña 1987-89, pero quedaron excluidos de manera definitiva al concluir el torneo 1989-90, debido a las cuantiosas pérdidas económicas que arrastraban.  

Otro intento
También es importante recordar que el 30 de mayo de 1997, el entonces presidente Leonel Fernández promulgó la Ley 98-97, que aumentaba de 6 a 8 los conjuntos la liga de béisbol. Hasta ese momento todavía estaba vigente la Ley 447 que constituyó las franquicias de San Cristóbal y los Azucareros del Este, de La Romana. La nueva pieza legislativa creaba los equipos, Gigantes del Nordeste, aceptados por la liga un año antes, y Delfines del Atlántico, de Puerto Plata y mantenía a los desaparecidos Caimanes como miembros del circuito, a pesar de tener 7 años fuera. Un recurso depositado por el doctor Leonardo Matos Berrido ante la Suprema Corte de Justicia dio sus frutos y la Ley 98-97 fue declarada inconstitucional, imposibilitando que en un futuro pudiera imponerse nuevos equipos a la liga de béisbol.