Listin Diario Logo
19 de julio 2019, actualizado a las 07:10 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte martes, 29 de enero de 2019

Venezuela actuará legalmente por las pérdidas ante retiro sede

  • Venezuela actuará legalmente por las pérdidas ante retiro sede

    Pedro Infante, ministro de Juventud y Deporte de Venezuela.

EFE
Caracas

El ministro del Deporte de Venezuela, Pedro Infante, aseguró este lunes que el país “actuará legalmente” ante las instancias correspondientes en reclamo de las pérdidas, que ascienden a 3.4 millones de euros, derivadas de la decisión de retirar la sede de la Serie del Caribe a la ciudad de Barquisimeto.

“Nosotros actuaremos legalmente en lo que corresponda” dijo Infante en la rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el encargado de patrocinio deportivo de la estatal PDVSA, Joel Casanova, y el vicepresidente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), Juan Amarante.

“Corresponderá a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) en conjunto con PDVSA, principal patrocinador de este evento, ejercer las acciones necesarias para resarcir los daños”, aseguró Infante.

Además, el ministro leyó un comunicado “del gobierno nacional”, en que se rechaza la decisión de la Confederación del Béisbol Profesional del Caribe (CPBC), de retirar, por segunda ocasión consecutiva, la sede del torneo a Venezuela, que además califica de “antideportiva”.

“En nombre del presidente, Nicolás Maduro, rechazamos la antideportiva decisión tomada por la CBPC de retirar la sede que corresponde organizar a Venezuela en la edición 61 de la Serie del Caribe Barquisimeto 2019”, reza el comunicado leído por el ministro.

Igualmente en el texto se “denuncia y condena” que la decisión de la CBPC “obedece a las presiones generadas” desde Major League Baseball (MLB) como una acción “que se suma al Golpe de Estado en contra de nuestra patria, dirigido desde el gobierno de los Estados Unidos”.

Convulso ambiente
La decisión de la CPBC ha sido tomada en medio de la creciente tensión política que vive el país desde el pasado día 23, cuando el jefe del Parlamento, el opositor Juan Guaidó, desafió a Maduro y se adjudicó las competencias del Ejecutivo.

Maduro ordenó la salida de todo el personal diplomático de EE.UU. en el país después de que el gobernante estadounidense, Donald Trump, reconociera a Guaidó como presidente interino.

Esta decisión, según el comunicado, “perjudica de forma irresponsable el desarrollo del deporte, la inversión, el trabajo de un país (Venezuela) y los millones de aficionados del béisbol venezolano”.

La Serie del Caribe de béisbol correspondiente a este año se celebrará finalmente en Panamá del 4 al 10 de febrero.

El presidente de la CBPC, el dominicano Juan Francisco Puello Herrera, señaló que Venezuela sí competirá junto a otros cinco países.

Al respecto el ministro dijo que se brindará “todo el apoyo” al equipo campeón de Venezuela, Cardenales de Lara, “para asegurar su participación” en el evento continental.

Se trata de la segunda ocasión consecutiva en que se retira la sede del torneo a Barquisimeto (oeste, estado Lara) después de que la edición 2018 la despojaran de este honor por la crisis económica que atraviesa Venezuela desde hace varios años.

Condena retiro sede de Serie del Caribe
El gobierno del presidente Nicolás Maduro condenó el lunes la decisión de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC) de retirar a Venezuela la sede de la Serie del Caribe y acusó al organismo de ceder a las presiones de Grandes Ligas que, según las autoridades venezolanas, se suman a las acciones de Estados Unidos para derrocar al mandatario socialista.

El ministro de Juventud y Deporte de Venezuela, Pedro Infante, indicó que la decisión de la CBPC “obedece a las presiones generadas por la Major League Baseball (las Grandes Ligas) como una acción que se suma al golpe de Estado contra nuestra patria dirigido en el gobierno de Estados Unidos para derrocar a un gobierno legítimo y constitucional”.

En rueda de prensa, el ministro aseveró que la Serie del Caribe podía realizarse “sin ningún inconveniente” en el país, pese a la escalada de las tensiones políticas en Venezuela y la ruptura de relaciones entre Caracas y Washington.