Listin Diario Logo
18 de junio 2019, actualizado a las 01:23 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 26 de enero de 2019

PRESENCIA DOMINICANA

Corredor más valioso

  • Corredor más valioso
Tony Piña Cámpora
tonypiñacampora@gmail.com
Twitter:@pinacampora

Según el método que aplica la publicación anual “The Bill James Handbook”, el jugador que realizó el más eficiente aporte a su equipo con la velocidad que generó en el corrido de bases en la pasada campaña de Grandes Ligas fue José Ramírez.

En la introducción del cuadro estadístico que ofrece los resultados, expresan lo siguiente: “Al jugador del cuadro de los Indios José Ramírez le dominaron el bateo que había desarrollado durante casi toda la campaña al final de esta, destruyéndose de esa manera sus aspiraciones de competir por el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana. Pero debió ganar otro galardón que aún no ha sido constituido; el de “Más Valioso Corredor”, gracias a la extraordinaria contribución que hizo en ese sentido.

El dominicano consiguió encabezar el renglón de más alta eficiencia, tanto en el robo de bases, 34 estafas en cuarenta intentos, como logrando anotar desde la intermedia cuando se conectaba un hit sencillo, 17 veces en 22 oportunidades, un 77% de las ocasiones que hubo esa oportunidad. Asimismo fue impresionante el éxito que alcanzó corriendo desde el plato para evitar una doble matanza, en 158 oportunidades conectó de rolata en situación de posible jugada de eliminación doble y en únicamente dos esta se concretó. Esos tres aspectos, principalmente, le permitieron ayudar a su equipo con 48 bases extras gracias a su excelente manera de correr, 22 con sus robos y 26 desplazándose por las almohadillas, la mayor cantidad en la campaña.”

Este método que identifica los mejores y los peores corredores posee una sólida plataforma. Se toma en consideración las veces que se consigue esa base extra con la velocidad y la agudeza en el corrido y asimismo se deduce las veces que no lo hace o es atrapado en esas situaciones, concluyendo la operación con un balance indicativo en el sentido señalado, puede ser positivo o negativo. La velocidad en un atleta que juega béisbol es una de las cinco habilidades que se toman en cuenta cuando es evaluado, es parte tanto de la ofensiva como de la defensa y aunque no se genere con el bate, dada la naturaleza del juego posee una enorme importancia.

A Ramírez le siguieron en orden de mayores aportes; Lorenzo Cain con +40, Mookie Betts +37, Mike Trout +34 y Brett Gardner +33. Estos completan los cinco mejores corredores de base de la edición de 2018 de las Ligas Mayores.

OTROS DOMINICANOS
Otros tres criollos, de nacimiento u origen, alcanzaron más de veinte bases adicionales aportadas gracias a la forma como corrieron en las almohadillas. Se destaca Adalberto Mondesí, torpedero de los Reales, que tuvo un balance favorable de 25 bases a pesar de solo participar en 75 juegos, algo que unido a sus catorce jonrones en 275 turnos con un OPS de .804 y una brillante defensa, induce a que se le ponga especial atención a su juego en la próxima temporada; se está ante la posibilidad que surja un nuevo dominicano, defensor de esa posición, que domine las cinco habilidades que le exige el béisbol a los jugadores de todos los días.

Los otros dos fueron Manny Machado y Amed Rosario, cada uno aportó veinte bases extras. En el caso del primero es parte de su alto valor como jugador de élite que se agrega a la ofensiva que genera con el bate y en el de Rosario fue una contribución positiva que amortiguó la decepción de los Mets a unos resultados que no compensaron  las expectativas.

Es también digno de mención Ramón Laureano, jardinero central de los Atléticos. Ascendido desde triple A al inicio de agosto, únicamente participó en 48 juegos pero en ese breve periodo aportó con 18 bases adicionales en su desplazamiento por las almohadillas. Las tres veces que se conectó un sencillo estando ocupando la intermedia, anotó; y de cinco en que estaba en la inicial y se disparó un batazo de doble mérito, en cuatro logró cruzar el plato. Igualmente, nunca conectó para doble matanza en 39 ocasiones en que fue al bate con esa situación. Sin crear mucho ruido, Laureano agregó una gran defensa, colíder en asistencias del circuito; OPS de .832, siendo pieza clave en el éxito de los Atléticos en la etapa concluyente. Sirva como demostración que las veces que estuvo en la alineación lograron marca de 32-16.