Listin Diario Logo
16 de diciembre 2018, actualizado a las 10:23 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC30ºC
El Deporte sábado, 08 de diciembre de 2018
0 Comentarios

PRESENCIA DOMINICANA

Notas de LIDOM

  • Notas de LIDOM
Tony Piña Cámpora
tonypinacampora@gmail.com
Twitter:@pinacampora

En la Liga Dominicana de Béisbol, a partir de la campaña del 2000-01, se comenzó a aplicar el formato de las series regulares de 50 juegos con la participación de seis equipos, el cual se ha mantenido hasta la actualidad. En ese periodo solo dos lanzadores, en una campaña, han logrado trabajar en más de 60 episodios manteniendo su Promedio de Carreras Limpias (PCL) por debajo de 2.00: Robert Ellis, de los entonces Azucareros del Este, en 2000-01 con 1.01 en 69.2 de entradas completadas y el zurdo Kelvin Marte con el Escogido en 2016-17, cuando en 62.1 de episodios consiguió un PCL de 1.01.

Hacia los 100 jonrones

El poderoso bateador Juan Francisco es un sólido candidato a convertirse en el primero en alcanzar los 100 jonrones en el béisbol dominicano, incluidas las tres fases en las que se dividen los torneos. Ha conectado 66 cuadrangulares en series regulares, 21 en los Todos Contra Todos y seis en la Serie Final, para totalizar 93. De esos batazos de vuelta completa, 40 los ha logrado en el Estadio Julián Javier, 27 en el Quisqueya, 14 en el Cibao, siete en el Tetelo Vargas y cinco en el Francisco Micheli.

Irreductible

Entre las temporadas de 1971-72 a 1973-74 laboró con Licey, Estrellas y Escogido un lanzador llamado Mike Flanagan, derecho que pertenecía a los Astros de Houston y no debe confundirse con el zurdo de los Orioles del mismo nombre, que fue un as de Grandes Ligas en los decenios de los setenta y los ochenta. El Flanagan aplatanado protagonizó la hazaña de completar en las señaladas temporadas un total de 207.1 episodios sin que le conectaran de jonrón, proeza que se constituye en un récord difícil de igualar en el béisbol dominicano. Se agrega que en las dos semifinales en que participó con Estrellas y Leones, en 1972-73 y 1973-74, sumó 10.1 episodios en los que tampoco lograron sacarle la bola.  

La única vez que a Flanagan le dispararon un cuadrangular ocurrió en la Serie Final de 1972-73, cuando se enfrentaron los Tigres del Licey y los Orientales. En el segundo episodio del desafío inicial efectuado en el Estadio Quisqueya, Steve Garvey logró enviar sobre la barda del bosque izquierdo uno de sus envíos para darle temprana ventaja a los azules, que terminaron ganando ese partido dos a cero. La serie, y en consecuencia la corona, fue ganada por los Tigres cinco victorias frente a dos.  

Errores

En lo que va de temporada, al final del jueves 6, se han jugado 129 partidos cometiéndose 276 errores, cosa que arroja un promedio de 2.14 por juego. El año pasado ese promedio estuvo en 2.43 y el anterior del 2016-17 fue de 2.41. Esto indica una mejoría en ese sentido de un 12%. En la campaña de 2014-15 es la única que ese porcentaje ha estado por debajo de 2.00. En ese torneo se cometieron 289 errores en 150 juegos, promediando 1.93 por partido.

La otra cara de la moneda ocurrió en la campaña de 1960-61, desarrollada con jugadores nativos exclusivamente. Ese año los cuatro equipos que componían el circuito efectuaron un total de 96 partidos y cometieron 387 errores, una media de 4.03 por juego, el más alto en el béisbol invernal.

Impunidad en el robo

En la temporada de 1994-95 Manny Alexander, de Estrellas Orientales, tuvo éxito en los 16 intentos realizados para robarse una base. Estableció una marca que se mantiene vigente. Desde entonces los que más se han acercado a ella han sido Goerge Lombard de los Pollos del Cibao en 2001-02 y Henry Mateo, de los Tigres del Licey, en 2002-03. Ambos tuvieron 14 estafas sin ser nunca cazados.

Liderato de jonrones

Cinco bateadores importados o nacidos fuera del territorio nacional, aunque jueguen como nativos por una reglamentación, han disparado 20 o más jonrones por vida en el béisbol invernal que se inició a partir de 1955-56. Encabeza Ralph Bryant, un refuerzo estelar de los años ochenta con 28, cifra con la que superó a Bob Robertson, que había alcanzado 27 en la segunda parte de los años sesenta. Brad Nelson igualó a Robertson en el primer decenio de este siglo, completando la lista Dick Stuart con 26 en la década de los cincuenta y finalmente Kendrys Morales, quien logró 23 en los inicios de la centuria.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre