Listin Diario Logo
21 de junio 2019, actualizado a las 08:00 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte martes, 23 de octubre de 2018

PRIMER ROUND

El secreto de Chávez, Elvis y tea en Alejandría

  • El secreto de Chávez, Elvis y tea en Alejandría
Yoel Adames F.
yoel.adames@listindiario.com

De niño escuché en la escuela, sin valorar para entonces, las pérdidas irrecuperables para la humanidad que significó el incendio de la biblioteca de Alejandría; se trataba de la biblioteca más grande de la antigüedad (año 48 a.c) y terminaron vueltos cenizas miles de documentos y textos de múltiples idiomas y lenguas derivadas sobre ensayos y obras de grandes genios, dibujos y tesis de  pensadores de toda la historia hasta la fecha. Cuando logré entender esta parte de la historia, sentí una gran nostalgia ya que conocimientos de muchos siglos que se exponían allí volvieron a esconderse, quizás para siempre, dejando un vasto espacio a la ignorancia por culpa de hombres como Julio César, Aureliano, Teófilo de Alejandría, quienes en guerras rapaces la hicieron su blanco; también la ciudad y la biblioteca tuvieron de enemigos desastres naturales como el gran tsunami que las azotó tras el terremoto de Creta.

ELVIS, POBRE REY: Otra historia pocas veces contada, la cual también puede quemar todas las emociones y grandilocuencias de la cima de los ídolos tras la conquista final de su enorme ego por la pobreza humana, la que brota en su rauda caída sepultureraÖ De ese triste momento oscuro cuando la gloria se va: Elvis Presley, el rey del Rock and Roll, en plena decadencia y con serios problemas de salud por el consumo de fármacos, consiguió una mañana de diciembre, en 1970, algo que jamás pudo comprar y que soñó por muchos años, pudo entrar a la Casa Blanca y hablar con el entonces presidente Richard M. Nixon. El presidente tomaba calmantes por los dolores de cabeza de la guerra de Vietnam; Presley, también consumía por pila para dormir y cubrir una vida que cotizó muy alta y ya no podía mantener, tanto que no podía salir a las calles. Nixon no se alucinó con la presencia del Rey, quien solo quería una insignia como agente antinarcótico, ya que odiaba las drogas narcóticas, a pesar de su adición a varios medicamentos que utilizó y que lo borraron del mapa a los 40 años. Nixon lo condecoró su insignia, pero este lleno de confianza volvió a la gaveta del escritorio presidencial y tomó varias más, eran de oro sólido; dejando a todos con una risa de sorpresa, pero también con la peor impresión.

EL EMPERADOR CHÁVEZ: El hombre con más récords logrados sobre el ring, el mexicano Julio César Chávez, bien llamado el “Emperador”, no solo por su nombre de ‘Julio César’, sino por sus grandes conquistas que incluyó la conquista invicto de tres coronas del mundo, dejando dos de ellas unificadas y de camino elevó su récord inmaculado a 90 combates (89 triunfos, 74KOs, y un empate), derrotando la mayor cantidad de rivales que hayan sido campeones del mundo, protagonizando la pelea con mayor asistencia de la historia, entre muchas otras marcas.

Ese Chávez, por más de un década el tesoro de México, el más venerado de todos sus campeones y orgullo latinoamericano, finalmente terminó con una figura desacreditada por lavado de dinero del narcotráfico mexicano, según la justicia de su país; pero hay algo peor aúnÖ

En un libro de sus memorias que escribió junto a un hermano, “El León de Culiacán” se destapa afirmando que en una visita al Vaticano, hizo de todo para que el papa lo recibiera, Juan Pablo II, para entonces, permitió el pedido y luego de bendecirlo le permitió pasar a su baño privado, donde el aun boxeador, sacó una bolsita llena de cocaína la regó en la lona de lavamanos y la consumió. El rey del ring sintió miedo y pidió perdón al Todopoderoso. ¡Abominable! Claro.