Listin Diario Logo
26 de septiembre 2018, actualizado a las 12:49 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual23ºC29ºC
El Deporte sábado, 08 de septiembre de 2018
0 Comentarios

TENIS

Del Potro retorna a un final, ¿Podrá con Djokovic?

Ambos se enfrentan este domingo en la final del US Open

  • Del Potro retorna a un final, ¿Podrá con Djokovic?
  • Del Potro retorna a un final, ¿Podrá con Djokovic?
ERIC Nuñez
AP nueva York

 Los dos años y medio de carrera perdidos debido a cuatro cirugías en las muñecas, llevándole a pensar en el retiro del tenis. Su resurrección en los Juegos Olímpicos de Río de 2016, culminando con un título de la Copa Davis. Y ahora: de vuelta a la final de un Grand Slam después de nueve años.

La de Juan Martín del Potro es una historia digna de una película, según reconoce el argentino. Pero no sabe qué nombre debería ponerle.

“En los últimos años he escuchado que todo ha sido de película, de casi no volver a jugar al tenis, a lo de Río, a lo de la Davis, a no tener entrenadores y estar solo, prácticamente de película”, dijo Del Potro, quien el domingo se enfrentará con Novak Djokovic en la final del Abierto de Estados Unidos.

Ese fue el título que Del Potro conquistó en 2009, cuando superó a Rafael Nadal en semifinales y luego a Roger Federer en la final. Entonces tenía 20 años y apuntaba para adjudicarse varios más hasta que sus muñecas frenaron una trayectoria que le hubiera puesto a la par de esos colosos del tenis. Acabó perdiéndose 14 torneos de Grand Slam en todo este periodo.

Del Potro tocó fondo en 2015 al contemplar el retiro en medio de una interminable rehabilitación que le hacía pasar horas viendo series de televisión como The Simpsons y Breaking Bad.

“Esto sigue siendo una cosa impensada, que jamás hubiera imaginado en aquellos años de tanta tristeza y tanta incertidumbre, de que iba a poder volver hacer lo que tanto me gusta”, señaló. “La verdad, no encuentro una palabra que describa todas estas cosas. Quizás el día que no juegue más haga la película. Y ahí les voy a decir el nombre”.

Del Potro soltó una carcajada al final de su respuesta.

En la final del domingo en el estadio Arthur Ashe, el “gigante gentil” — como el propio Djokovic describe a Del Potro — estará acompañado por una docena de amigos de su ciudad natal de Tandil. Instalados en palcos preferenciales, el grupo le ha imprimido un ambiente futbolero a cada partido del actual número tres del mundo al corear “¡Olé, olé, olé, olé, Delpooo, Delpooo!“.

Resulta que ese grupo de amigos tuvo una función fundamental en el que su potentísima derecha que alcanza las 100 mph (160 kph), uno de los mejores golpes del circuito, resplandezca ahora. También su saque que supera las 100 mph (160 kph) y un revés a dos manos cada vez más eficaz.

“¿Ven a esos amigos que vinieron a verme? Son muy importantes para que yo esté en esta etapa porque ellos fueron los que apoyaron en esos años, tratando que mantuviera la mente positiva, que no me rindiera por los problemas de mi muñeca”, dijo. “Fue un momento en el que no sabía si podría ser un tenista otra vez”.

Como ocurrió en 2009, Del Potro llega a la final del US Open tras un duelo contra Nadal, uno que terminó con el abandono del español debido a una lesión en la rodilla derecha y tras perder los primeros dos sets. Djokovic, un engañoso sexto cabeza de serie, despachó 6-3, 6-4, 6-2 a Kei Nishikori.

La final Del Potro-Djokovic será inédita en un Slam.

Sus carreras están entrelazadas por el partido que disputaron en la primera ronda de los Juegos de Río, en el que Del Potro dio la sorpresa para acabar llevándose una medalla de plata. Fue el principio de su resurgimiento que el mes pasado le llevó a su mejor posición histórica en el ranking.

“Siempre fue un Top 5 a la vista de todos”, dijo Djokovic sobre el argentino. “Incluso cuando cayó en el ranking y debió empezar de nuevo, pero todos sabíamos que tenía la capacidad y la calidad para llegar adonde está en este momento, era sólo una cuestión de tiempo. Creo que eso comenzó en Río... ahí es donde empezó a jugar con más confianza”.

Djokovic acabó llorando con su derrota en Brasil al empezar un bajón que se acentuó con una lesión en el codo derecho que precisó de una cirugía en febrero. El serbio ha vuelto a rugir con su mejor nivel, constatado con el título que ganó en Wimbledon en julio, su primero en un grande en dos años.

 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre