Listin Diario Logo
21 de julio 2019, actualizado a las 09:22 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte jueves, 19 de julio de 2018

TRIBUNA ABIERTA

Una carta deportiva al Presidente Medina

(Siguiéndole los pasos a Wiche)

Pedro Almonte

 Saludos respetuosos Señor Presidente: Como una simple presentación de entrada, le voy a ofrecer mis modestas calidades: estudié ingeniería civil en La Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD, soy egresado becado, especializado en infraestructura deportiva de Scuola Centrale dello Sport, Roma, Italia, institución Adscrita al Comité Olímpico Internacional COI, fui de los primeros técnicos que fundaron la antigua SEDEFIR, hoy Ministerio de Deporte, he participado como constructor o supervisor en todos y cada una de las obras de los juegos más importantes del país, desde Los juegos Panamericanos, hasta Los Juegos Escolares, Nacionales, Centroamericanos en R.D.

Hoy día escribo como colaborador columnista técnico del periódico Listín Diario en sus páginas deportivas.

Esta carta / mensaje Señor Presidente, es un mensaje, muy, pero muy “Sui Generis”, ya que el encargo que lleva la presente, es el de solicitarle un trabajo, no un empleo, un trabajo, que por demás debe ser Honorifico.

Le explico; todos los técnicos de los países subdesarrollados o tercermundistas, sabemos que el mantenimiento de las infraestructuras de nuestros países son un dolor de cabeza para los gobiernos para estos poder mantenerlas en buenas condiciones física y de uso, luego de construidas, nuestros países tienen tantas necesidades y en tantos capítulos, que es imposible incluir una inversión importante en el mantenimiento preventivo y cuando se suelen intervenir, el daño ya es muy profundo y prácticamente incosteable.

Por otra parte Señor Presidente, sabemos que mantenimiento significa inversión, pero muchas veces también significa dejadez, decisión firme y buena voluntad, es en esas labores que deseo que usted me de trabajo honorifico, repito, para con esa buena voluntad y decisión y contando con la colaboración de todas las instituciones públicas y descentralizadas, las empresas privadas y la valiosa cooperación internacional, mejorar y tratar de preservar las infraestructuras deportivas dominicanas a nivel nacional sosteniblemente.

Yo sé de antemano que no se podrá resolver todos los problemas de esas obras acumulados por años a corto plazo, pero si le aseguro que mejorarán, que los que sean problemas de simple gestión, serán resueltos tan solo con un ejercicio de informe a tiempo y seguimiento responsable de mi parte.

Nómbreme “protector de las instalaciones deportivas Dominicanas” Señor Presidente y resolverá dos problemas en uno, mejoraran sustancialmente las condiciones físicas y de uso de las infraestructuras deportivas dominicanas y hará realidad un sueño de un viejo y activo deportista, que le solicita trabajo honorifico, en lo único que ha trabajado por 42 años.